La Nasa confirma evidencias de agua fluyendo en la superficie de Marte

marte sales

Estas rayas oscuras y estrechas, de 100 metros de longitud llamadas estrías, circulan cuesta abajo en Marte y se han formado por el agua que fluye actualmente. Recientemente, los científicos planetarios detectaron sales hidratadas en estas laderas en el cráter Hale, corroborando su hipótesis original que las rayas se formaron por agua líquida. El color que se ve cuesta arriba azul de las rayas oscuras, se cree que no está relacionada con su formación, sino que es la presencia del piroxeno mineral.

Gracias al uso de un espectrómetro de imágenes del MRO (Mars Rover Orbiter), los investigadores detectaron firmas de minerales hidratados en las laderas donde las rayas misteriosas son vistas en el planeta rojo. Estas vetas oscuras parecen ir y venir con el tiempo. Las mismas se oscurecen y parecen fluir en laderas empinadas durante las estaciones cálidas, y luego se desvanecen en las estaciones más frías. Se han encontrado en varios lugares de Marte, en especial cuando las temperaturas están por encima de menos 10 grados Fahrenheit (menos 23 grados Celsius), y desaparecen en épocas más frías.

«Nuestra misión en Marte ha sido la de ´seguir el agua ´, en nuestra búsqueda de vida en el universo, y ahora hemos validado, a ciencia cierta, lo que sospechábamos durante mucho tiempo», dijo John Grunsfeld, astronauta y socio administrador del Directorio de las Misiones Científicas de la NASA, en Washington-EEUU. «Este es un avance significativo, ya que parece confirmar que el agua – aunque salobre – fluye hoy en la superficie de Marte.»

Estos datos “fortalecen la hipótesis” de que en algunas pendientes de terreno donde se dan temperaturas altas se “está produciendo agua líquida en el Marte contemporáneo”, señalan los autores del nuevo trabajo. El estudio, cuyo primer firmante es Lujendra Ojha, del Instituto Tecnológico de Georgia (EE UU) y en el que han participado investigadores de la NASA, menciona que en el desierto de Atacama (Chile), un análogo de Marte en la Tierra, la presencia de sales permiten la existencia de comunidades microbianas. Advierten, eso sí, de que en los terrenos analizados de Marte la actividad de las soluciones salinas puede ser demasiado débil como para sustentar vida.

Las observaciones muestran en el espectrómetro, firmas de sales hidratadas en múltiples lugares RSL (Recurring Slope Lineae o literalmente Líneas que se Repiten en las Laderas), pero sólo cuando las características oscuras son relativamente amplias. Cuando los investigadores observaron en los mismos lugares y RSL no eran tan extensas, no detectaron sal hidratada.

Ojha y sus co-autores interpretan las firmas espectrales como causadas por minerales hidratados llamados percloratos. Las sales hidratadas más consistentes con las firmas químicas son probablemente una mezcla de perclorato de magnesio, clorato de magnesio y perclorato de sodio. Algunos percloratos se han demostrado para retener los líquidos de la congelación, incluso cuando las condiciones son tan fría como menos de 94 grados Fahrenheit (menos 70 grados Celsius). En la Tierra, los percloratos producidos naturalmente, se concentran en los desiertos, y algunos tipos de percloratos se pueden utilizar como propulsor de cohetes.

Los percloratos se han visto anteriormente en Marte. El aterrizador Phoenix de la NASA y el rover Curiosity los encontraron en el suelo del planeta, y algunos científicos creen que las misiones Viking en la década de 1970 midieron las firmas de estas sales. Sin embargo, este estudio de RSL ha detectado percloratos, ahora en forma hidratada, en diferentes áreas que ha explorado la sonda. Esta es la primera vez que se identifican percloratos desde la órbita.

Jesús Martínez-Frías, investigador del Instituto de Geociencias (CSIC-UCM) y miembro del equipo científico de la misión NASA-MSL (rover Curiosity) cree que «este artículo apoya los planteamientos sobre un Marte geológicamente vivo con posible actividad acuosa actual que generaría una escorrentía efímera de estas salmueras, tal vez relacionada con un posible ciclo hidrológico. Los resultados también son importantes para el estudio de la “habitabilidad de Marte”, resalta. “En la superficie de Marte las condiciones son muy hostiles para la vida , pero estos nuevos datos sobre la posible existencia de agua líquida actual subsuperficial respaldan que la habitabilidad es mucho más favorable bajo el regolito marciano, que es donde habrá que concentrar los esfuerzos futuros en la búsqueda de vida”, opina.

 

MRO ha estado examinando Marte desde 2006 con sus seis instrumentos científicos.

«La capacidad del MRO para observar durante varios años a Marte con un instrumental capaz de ver los detalles finos de estas características, ha permitido hallazgos como estos: primero la identificación de las rayas de temporada desconcertante y ahora está haciendo un gran paso explicando lo que son», dijo Rich Zurek, científico del proyecto MRO en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena, California.

Para Ojha, los nuevos resultados son una prueba más de que las misteriosas líneas que observó por primera vez en el oscurecimiento de las laderas marcianas (hace más de cinco años) son en efecto, agua.

«Cuando la mayoría de la gente habla de agua en Marte, por lo general están hablando de agua antigua o agua congelada», dijo. «Ahora sabemos algo más de la historia. Esta es la primera detección espectral que inequívocamente apoya nuestra hipótesis de formación de agua líquida de RSL.»

El descubrimiento es el último de muchos avances de las misiones a Marte de la NASA.

 

Hay ocho co-autores del artículo de Nature Geoscience, incluyendo Mary Beth Wilhelm en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California y Georgia Tech; CRISM Investigador Principal de Scott Murchie del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland; y el investigador principal de HiRISE Alfred McEwen de la Universidad de Arizona Laboratorio Lunar y Planetario en Tucson, Arizona. Otros están en Georgia Tech, el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, y el Laboratorio de Planetología y Géodynamique en Nantes, Francia.

Jet Propulsion Laboratory de la agencia (JPL) en Pasadena, California administra el Mars Reconnaissance Orbiter de Proyectos para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, Washington. Lockheed Martin construyó el orbitador y colabora con JPL para operarlo.

El Firmamento

Deja una respuesta