New Horizons llega a Ultima Thule

El pequeño y helado mundo conocido como Ultima Thule finalmente ha sido revelado.

Una nueva imagen proveniente de la nave espacial New Horizons de la Nasa muestra que se trata de dos objetos unidos, para dar una apariencia de «muñeco de nieve».

Las imágenes de la sonda de EE. UU. Adquiridas a medida que se acercaba a Ultima indicaban la posibilidad de un cuerpo doble, pero la primera imagen detallada del próximo sobrevuelo del martes lo confirma.

New Horizons encontró a Ultima a 6500 millones de kilómetros de la Tierra, esto equivale a aprox 43 UA (1 UA = 15o millones de quilómetros).
El evento estableció un registro para la exploración más lejana de un objeto del Sistema Solar. La marca anterior también fue establecida por New Horizons cuando sobrevoló el planeta enano Plutón en 2015.

Orbita alrededor del Sol en una región del Sistema Solar conocida como el cinturón de Kuiper, una colección de escombros y planetas enanos.

Hay cientos de miles de miembros de Kuiper como Ultima, y ​​al ser un cuerpo de seguro helado, dará con seguridad pistas de cómo se formaron todos los cuerpos planetarios hace unos 4.600 millones de años.
El equipo de la misión cree que las dos esferas que conforman este objeto en particular probablemente se unieron justo al principio, o muy poco después.
Los científicos han decidido llamar al lóbulo más grande «Ultima» y al lóbulo más pequeño «Thule». La relación de volumen es de tres a uno.

Jeff Moore, un co-investigador de New Horizons del Centro de Investigación Ames de la NASA, dijo que dichos cuerpos se habrían unido a una velocidad muy baja, a unos 2-3 km / h.

Los nuevos datos de la nave espacial de la NASA también muestran cuán oscuro es el objeto. Sus áreas más brillantes reflejan solo el 13% de la luz que cae sobre ellas; El más oscuro, solo el 6%; eso es similar a la tierra alojada en las macetas de nuestro hogar, dijo Cathy Olkin, científica adjunta del proyecto de la misión del Southwest Research Institute (SwRI).

Sin embargo, tiene un tinte de color. «Tuvimos un color áspero en el Hubble, pero ahora podemos decir definitivamente que Ultima Thule es rojo», agregó la colega Carly Howett, también de SwRI.
«Nuestra teoría actual de por qué Ultima Thule es roja es la irradiación de helados exóticos». Esencialmente, su superficie ha sido «quemada» a través de los eones por los rayos cósmicos de alta energía y los rayos X que inundan el espacio.

El investigador principal, Alan Stern, rindió homenaje a la habilidad de su equipo para adquirir la imagen mientras New Horizons pasaba volando por el objeto, alcanzando los 3.500 km desde su superficie con el mayor acercamiento.

La sonda tenía que apuntar a Ultima con mucha precisión para asegurarse de obtenerla en la imagen central de la cámara y otros instrumentos a bordo.

La región denominada Ultima posee un tamaño similar a la ciudad de Washington DC, y es tan reflectante como la tierra de nuestro jardín, y está iluminado por un Sol que es 1.900 veces más débil que un día soleado en la Tierra.

Menos del 1% de todos los datos recopilados por New Horizons durante el sobrevuelo se han enviado a la Tierra. Al ser tan lento la llegada de datos desde el cinturón de Kuiper significa que pasarán 20 meses antes de recabar toda la información tomada por la nave espacial.

Las imágenes compartidas por el equipo el miércoles pasado fueron tomadas mientras la sonda aún estaba a 28,000 km de Ultima Thule y se distinguían algunos accidentes geológicos mayores a los 140 mts. Se esperan fotos en febrero que fueron capturadas en el momento de mayor acercamiento y éstas tendrán una resolución de aproximadamente 35 m por píxel.

¿Qué tiene de especial el cinturón de Kuiper?

Varios factores hacen que Ultima Thule y el dominio en el que se mueve sean tan interesantes para los científicos.

Una de ellas es que el Sol es tan tenue en esta región que las temperaturas bajan cerca de 30-40 grados por encima del cero absoluto: el extremo inferior de la escala de temperatura donde los átomos y moléculas alcanzan el punto más más frío. Como resultado, las reacciones químicas se han estancado esencialmente. Esto significa que Ultima se encuentra en una congelación tan profunda que probablemente esté perfectamente conservada en el estado en que se formó.

Otro factor es que Ultima es pequeño (unos 33 km en la dimensión más larga), y esto significa que no tiene el tipo de «motor geológico» que se encuentra en los cuerpos más grandes.

Y un tercer factor es la naturaleza del medio ambiente. Es muy tranquilo en el cinturón de Kuiper.
A diferencia del Sistema Solar interno, probablemente hay muy pocas colisiones entre objetos. El cinturón de Kuiper no ha sido removido.

El profesor Stern dijo: «Todo lo que vamos a aprender sobre Ultima, desde su composición hasta su geología, hasta cómo se montó originalmente, ya sea que tenga satélites y una atmósfera, y ese tipo de cosas, nos va a enseñar sobre las condiciones de formación originales en el Sistema Solar que todos los demás objetos que hemos ido orbitando, volando y aterrizando no nos pueden decir porque son grandes y ya evolucionaron o son cálidos. Ultima es único».

¿Cuáles son los siguientes pasos de la  New Horizons?

Primero, los científicos deben trabajar en los datos de Ultima, pero también pedirán a la NASA que financie una extensión adicional a la misión.
La esperanza es que el curso de la nave espacial pueda modificarse ligeramente para visitar al menos un objeto más del cinturón de Kuiper en algún momento de la próxima década.
New Horizons debería tener suficientes reservas de combustible para poder hacer esto. Críticamente, también debería poseer suficientes reservas eléctricas para seguir operando sus instrumentos hasta la década de 2030.
La longevidad de la batería de plutonio de New Horizon puede incluso permitirle registrar su salida del Sistema Solar.

Las dos misiones Voyager de la década de 1970 ya han abandonado la heliosfera: la burbuja de gas expulsada de nuestro Sol (una definición del dominio del Sistema Solar). La Voyager 2 solo lo hizo recientemente, en noviembre.

Y en caso de que te lo preguntes, New Horizons nunca igualará a los Voyagers en términos de distancia recorrida desde la Tierra. Aunque New Horizons fue la nave espacial más rápida lanzada en 2006, continúa perdiendo terreno frente a las misiones más antiguas. La razón: la Voyagers obtuvieron un aumento de velocidad gravitacional cuando pasaron los planetas exteriores. El Voyager-1 ahora se está moviendo a casi 17 km / s mientras que New Horizons lo hace a 14km / s.

Fuente BBC