Llegamos a los 4000 planetas extrasolares descubiertos

El número de planetas detectados alrededor de otras estrellas, o exoplanetas, ha alcanzado la marca de los 4.000.

Esta proeza solo tiene un breve período para la vida humana tanto de investigación, observación y estudios de tan solo 25 años utilizando tanto telescopios terrestres como espaciales.

También es un indicativo de qué tan comunes son los planetas: Hay más planetas que estrellas en el cielo.

Eso es algo de lo que los astrónomos no podían estar seguros hace tan solo 30 años atrás.

La Enciclopedia de planetas extrasolares, dirigida por el Observatorio de París, ya ha superado la marca de los 4.000.

La Dra. Françoise Roques, del observatorio, que forma parte del consejo científico de la enciclopedia, comentó «La gran noticia es que pasamos de un cielo estrellado a un cielo planetario, ya que hay más planetas que estrellas».

En cambio, el archivo de exoplanetas de la NASA está a 74 planetas del hito. Pero hay 443 candidatos a planetas detectados por el telescopio espacial Tess de la NASA (lanzado en 2018) en espera de confirmación y otros 2.423 candidatos detectados por el telescopio espacial Kepler (ya fuera de funcionamiento).

El último exoplaneta que se agregó al archivo de la NASA fue el Super Earth GI 686 b, que orbita una estrella enana roja (un tipo más frío que nuestro Sol) que se descubrió utilizando telescopios terrestres. Fue agregado el 21 de marzo.

El número total de planetas confirmados difiere entre los dos catálogos debido a criterios de aceptación ligeramente diferentes, junto con otros factores.

La técnica inicial de detección de nuevos mundos por el «bamboleo» inducido por el tirón gravitacional de un planeta en su estrella produjo muchos hallazgos de planetas gigantes conocidos como «Júpiter calientes», que orbitaban cerca de sus estrellas. Estos tipos de planetas fueron más fáciles de detectar usando el método de velocidad radial.

El telescopio espacial Kepler de la NASA se lanzó en 2009; usó una técnica diferente conocida como el método de tránsito para medir la caída del brillo cuando un planeta pasó por delante de su estrella anfitriona. Kepler descubrió cientos de planetas del tamaño de Neptuno y aquellos que cayeron en una categoría conocida como Súper Tierras (aquellas que tienen una masa más grande que la de la Tierra pero por debajo de los planetas del tamaño de Neptuno).

El Dr. Roques dijo que seguía siendo una tarea difícil distinguir entre un tipo de estrella conocida como enana marrón y planetas gigantes.

«Cuatro mil es solo un número, ya que la frontera del dominio del planeta es incierta», dijo.

«Las enanas marrones han sido definidas por la [UAI- Unión Astronómica Internacional] como pequeñas estrellas, pero de hecho, algunas de ellas son grandes planetas. Nuestra base de datos recopila objetos hasta 60 masas de Júpiter y contiene una mezcla de las enanas marrones planetarias (formadas en un disco protoplanetario alrededor de una estrella) y enanas marrones estrelladas (formadas por el colapso de la nube interestelar).

«La única manera de asegurar la diferencia es acceder a su estructura interna, que es una tarea difícil / imposible» (con la tecnología de hoy.

Los primeros exoplanetas fueron encontrados alrededor de un púlsar, una estrella de neutrones altamente magnetizada, en 1992 por Aleksander Wolszczan y Dale Frail.

El descubrimiento inicial de un planeta alrededor de una estrella de la secuencia principal, aquellos que fusionan el hidrógeno en el helio dentro de sus núcleos, se realizó en 1995 por los astrónomos Didier Queloz y Michel Mayor.

El Dr. Roque explicó: «Para el campo de la exploración de exoplanetas, vamos de los proyectos de descubrimiento a los de exploración, para una mejor comprensión de la estructura, la formación, la atmósfera y, por supuesto, la habitabilidad de los exoplanetas».

El Firmamento