Podrían haber descubierto el primer Planeta fuera de nuestra galaxia

Un equipo de investigadores dirigido por Rosanne Di Stefano, del Centro Harvard Smithsonian, en Massachusetts, podría haber encontrado el primer exoplaneta fuera de nuestra galaxia. El candidato se llama M51-ULS-1b y se trata de un mundo muy grande, en órbita alrededor de un sistema estelar doble de la galaxia M51, también conocida como Remolino, a 28 millones de años luz de distancia en la Constelación de Canes Venatici (Perro Cazador) observable hacia el norte en el hemisferio Sur.

Los investigadores se toparon con él mientras revisaban los datos de más de 2.000 observaciones llevadas a cabo por el telescopio espacial de rayos X Chandra. Si esos datos se confirman, estaríamos ante el planeta más lejano detectado hasta ahora, y el primero descubierto fuera de la Vía Láctea.

Según explican los astrónomos en un artículo recién aparecido en arXiv, el trabajo consistía en revisar los datos de Chandra en búsqueda de posibles tránsitos, es decir, objetos que pasan por delante de sus estrellas, bloqueando parte de su luz. Y para asegurarse de que realmente encontraban tránsitos y no simples fluctuaciones en el brillo de las estrellas, los científicos solo seleccionaron casos en los que toda la luz quedaba bloqueada. Fue de este modo como localizaron al posible exoplaneta.

El hallazgo, desde luego, resulta excitante, aunque no inesperado. De hecho, no existe razón alguna para pensar que no hay planetas en otras galaxias, aunque las enormes distancias a las que se encuentran hacen muy difícil la detección. En este caso, parece tratarse de un planeta en órbita alrededor de un sistema binario formado por una estrella convencional y otra muy masiva, puede que un agujero negro o una estrella de neutrones.

Algo pasa regularmente delante de la estrella

Según explican los investigadores en su artículo, la mejor explicación para el tránsito observado es un planeta, aunque por el momento eso no puede asegurarse al cien por cien. De hecho, los astrónomos sólo han detectado un único tránsito, en lugar de por lo menos dos o tres de ellos, lo que confirmaría que «algo» está pasando regularmente por delante de la estrella. Podría tratarse, por ejemplo, de un objeto que sencillamente pasó por delante del sistema, pero que nunca más regresará.

Los datos de Chandra indican que, si el planeta es real, probablemente se trate de un gigante gaseoso algo más pequeño que Saturno, orbitando alrededor del centro sistema binario a una distancia de decenas de Unidades Astronómicas. Una Unidad Astronómica (UA) equivale a 150 millones de km, la distancia que separa a la Tierra del Sol. El planeta, por lo tanto, se encontraría por lo menos tan lejos de la estrella binaria como Saturno lo está del Sol.

Lo cual podría ser un problema para confirmar de inmediato si realmente estamos ante el primer planeta extragaláctico descubierto por la Ciencia. A esa distancia de su estrella, en efecto, podrían pasar años, o incluso décadas, antes de que el planeta lleve a cabo una órbita completa y vuelva a provocar otro tránsito observable. Hasta ahora, ninguno de los demás, pocos, posibles candidatos a planetas extragalácticos ha podido ser confirmado. ¿Se convertirá M51-ULS-1b en el primero?

Fuente ABC