Se separa el módulo Lunar de la Misión Chang´e-5

La misión Chang’e-5 ya ha despegado de la Luna y transporta las primeras muestras recogidas en 50 años. A las 16.10 de esta tarde, hora española, el módulo de ascenso, de apenas unos cientos de kilogramos de masa, encendió su motor y abandonó el satélite con rumbo a la órbita lunar, a la que llegó seis minutos después.

El módulo tiene ahora el objetivo de encontrarse con una nave en la órbita y transferir su carga a una cápsula de regreso. Ésta permitirá que las muestras aterricen en la Tierra y sean recogidas en el desierto de Mongolia, a mediados de este mes.

Representación de la maniobra de ascenso desde la Luna
Representación de la maniobra de ascenso desde la Luna – CNSA/CLEP

Según ha informado « Space.com», el encuentro entre el módulo de ascenso y la nave en la órbita, que ocurrirá el sábado, es extremadamente complejo, puesto que requiere que ambas naves sincronicen sus órbitas, y que lo hagan de forma automática, en un tiempo que no puede exceder las 3,5 horas para tener éxito.

Si todo va bien, China se convertirá en el primer país en recoger muestras de la Luna desde 1976. La agencia espacial china (CNSA) tiene esperanzas en que las muestras le permitan hacer décadas de investigaciones, en un momento en que la NASA tiene el objetivo de enviar astronautas a la Luna en 2024 y de aprovechar los recursos lunares.

Inyección transterrestre

Después de que la nave de ascenso y la nave de la órbita de la misión Chang’e 5 se encuentren, deberán esperar varios días en la órbita de la Luna hasta encontrar una ventana de oportunidad, una situación que permita su regreso a la Tierra de forma eficiente. Para ello, tendrá que encender sus motores y realizar una maniobra de inyección trans-Tierra o transterrestre.

Después de un viaje de 112 horas, la carga de la Chang’e 5 estará lista para «reentrar» en la atmósfera de la Tierra y caer de forma controlada en Mongolia interior, en una zona usada por la CNSA para recoger a sus taikonautas.

La misión Chang’e 5 comenzó el pasado 23 de noviembre, cuando un cohete pesado «Long March 5» despegó del sur de China. La nave entró en la órbita lunar cuatro días y medio más tarde.

El módulo de descenso de la misión tocó tierra el pasado 1 de diciembre, e inmediatamente se puso a recoger muestras, a una profundidad de hasta dos metros. Una vez lleno el contenedor, 19 horas después, la carga fue transferida al módulo de ascenso que ha despegado este 3 de diciembre.

Fuente ABC