Un Exoplaneta Gigante contradice el Modelo de Formacion de Planetas

Se ha encontrado un gran planeta orbitando una estrella enana roja.

Las estrellas enanas rojas clasificadas en astronomía como tipo M, el tipo más común de estrella en nuestra Vía Láctea, son objetos de baja masa que emiten la mayor parte de su tenue luz en el infrarrojo cercano, lo que dificulta la detección de exoplanetas en órbita. Científicos han observado la estrella enana M y su cercano planeta clasificado como GJ 3512b en el espectro visible y en el infrarrojo cercano. Las variaciones periódicas en la velocidad radial de la estrella muestran que alberga un exoplaneta gigante de gas en una órbita excéntrica. Los autores usan simulaciones para mostrar que un exoplaneta tan grande alrededor de una estrella tan pequeña tiene implicaciones para los modelos de formación de planetas.

Los estudios han demostrado que los exoplanetas como súper Tierra y tipo Neptunianos son más frecuentes que los gigantes gaseosos alrededor de las estrellas de baja masa, como lo predice la teoría de la acumulación de núcleos de la formación planetaria como es el caso del sistema Trappist 1. Se ha reportado el descubrimiento de un planeta gigante alrededor de la estrella GJ 3512 de muy baja masa.

El planeta se encuentra en la región de la Osa Mayor (constelación) a 31 años luz de nuestro hogar, tiene una masa mínima de 0,46 masas de Júpiter, muy alta para una estrella anfitriona tan pequeña que posee una masa de tan solo 270 veces mayor al planeta descubierto y una órbita excéntrica de 204 días. A modo de comparación, se estima que el Sol es 1.050 veces más masivo que Júpiter. Los modelos dinámicos muestran que la alta excentricidad probablemente se deba a las interacciones planeta-planeta. Se han utilizado simulaciones para demostrar que el sistema planetario GJ 3512b desafía las teorías de formación generalmente aceptadas, y que impone restricciones a las tasas de crecimiento y migración del planeta. Las inestabilidades de disco pueden ser más eficientes en la formación de planetas de lo que se pensaba anteriormente.

El profesor Peter Wheatley, de la Universidad de Warwick, en Reino Unido explica «Es muy emocionante porque nos hemos preguntado durante mucho tiempo si planetas gigantes como Júpiter y Saturno pueden formarse alrededor de estrellas tan pequeñas».

«La creencia general hasta ahora era que estos planetas no existían, pero no podíamos estar seguros, porque las estrellas pequeñas son muy débiles, lo que las hace difíciles de estudiar, a pesar de que son mucho más comunes que estrellas como el Sol «, aclaró Wheatley a la BBC.

El Firmamento