Nuevo Satelite Argentino SAOCOM

Por Lucas Viano

En agosto, Argentina lanzará el Saocom 1A, desarrollado en Falda del Carmen, donde estará también la base de operaciones. Su enorme antena permitirá calcular la humedad del suelo.

Córdoba será gran protagonista en el acontecimiento tecnológico nacional del año: el lanzamiento del satélite Saocom 1A. El nombre es el acrónimo de Satélite Argentino de Observación Con Microondas.

La sede de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) de Falda del Carmen, localidad ubicada a 39 kilómetros de la Capital provincial, será la base de comando y control para esta misión que durará cinco años. Desde allí, se recibirá el primer contacto y se calibrará la antena del satélite durante los primeros seis meses en órbita.

Luego, el personal de Conae deberá aceitar todo para poder recibir las 225 “imágenes” diarias que transmitirá, para satisfacer 20 mil pedidos por mes.

“Son unos 30 gigabytes de datos por cada contacto que realiza con alguna antena, no sólo la de Córdoba. Esto es, unos 223 gigabytes por día y cinco petabytes en cinco años”, explicó Mauricio Lange, responsable de operaciones, que cuenta con 50 personas que trabajan en diferentes turnos.El Saocom 1A será un instrumento clave para analizar la humedad del suelo, una variable imprescindible para la principal actividad económica de Argentina: la agricultura.

Forma parte de una constelación de satélites integrada por su gemelo Saocom 1B (que se lanzará en 2019) y por cuatro satélites italianos. Orbitará a 659 kilómetros de altura y se trata de una mole de tres mil kilos, con una enorme antena de 10 metros de largo.

Ese es otro aporte cordobés. Mientras el cuerpo del satélite fue realizado por la empresa Invap, de Río Negro, la antena es industria cordobesa. Fue diseñada y construida en Falda del Carmen, en su mayoría por jóvenes ingenieros de las universidades locales.

“Es un equipo con un promedio de 35 años. La formación de estos recursos humanos es un plus que genera este tipo de proyectos de alta tecnología”, comentó Jonatan Santarelli, responsable de calidad del laboratorio de integración y ensayos de Conae.

La industria espacial requiere unos niveles de confiabilidad superiores a los de cualquier otro rubro. “Si se rompe, no podemos ir al espacio para repararlo”, explicó. Para este trabajo, hay unos 110 profesionales y técnicos en Falda del Carmen que ahora están construyendo la antena del Saocom 1B.

Su antena lo hace diferente a la mayoría de los satélites de observación de la Tierra que utilizan instrumentos ópticos. Las antenas de los Saocom podrán observar el suelo en días nublados y también durante la noche, porque son capaces de enviar una señal de microondas hasta la superficie. Esa onda rebota y es captada de nuevo por el satélite. La señal es capaz de penetrar en el suelo.

Desde Conae, aseguran que los Saocom van a tener un impacto económico importante en la agricultura argentina, porque permitirán ahorrar en la aplicación de fertilizantes y plaguicidas. También servirán para estimar los rendimientos de los cultivos y la predicción de plagas.

El lanzamiento está agendado para agosto desde la base Vandenberg (EE.UU.), en el cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX. En los meses previos deberá superar pruebas en Ceatse, un espacio único en América latina. Allí, será sometido a exámenes que imitan el ambiente hostil del espacio y el lanzamiento: vibraciones, el poderoso ruido de los cohetes, vacío y cambios bruscos de temperatura.

“Por su complejidad, es el proyecto más importante encarado por el sistema científico tecnológico argentino. Es jugar en las ligas mayores junto con la Nasa y la Agencia Espacial Europea”, aseguró Fernando Hisas, jefe de proyectos de la Conae.

Como si ya estuviera entre las estrellas

Los exigentes ensayos ambientales en marcha.

Para asegurarse de que la estructura del satélite soportará la rigurosidad del lanzamiento y las duras condiciones a que se verá sometido en el espacio, el Saocom 1A es testeado de diferentes maneras en el Centro de Ensayos de Alta Tecnología (Ceatsa) de Bariloche.

En primer término, los técnicos van a reproducir las condiciones de vacío y temperatura que el aparato enfrentará cuando esté en órbita a 629 kilómetros de la Tierra.

Durante el ensayo ambiental en la cámara de termovacío, la plataforma del satélite y el panel van a ser expuestos a condiciones extremas.

Se le instalarán 466 termocuplas (que son sensores de temperatura) en la zona de su plataforma de servicios y otras 249 en el panel representativo de la antena. Todo ello cableado, para interconectar los equipos y poder recoger las reacciones durante las pruebas.

Derrame al sector privado

En Argentina hay una decena de empresas que trabajan en el rubro aeroespacial. En Córdoba, existe Ascentio en Río Cuarto y DTA en la Capital. Ascentio fue la responsable de desarrollar el software del Saocom para su operación desde Falda del Carmen.

En tanto, DTA diseñó y fabricó parte del equipo de soporte terreno y de la electrónica del satélite. Para ellos se requiere utilizar componentes de calidad aeroespacial que se ensamblan en una sala limpia, una especie de quirófano por sus medidas extremas de limpieza.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 18/03/2018 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición pdf para leerlo igual que en el papel.

 

Por Lucas Viano @LucasViano

Diario La Voz

Charla y Presentacion Mars Society Argentina

El 14 de abril a las 17hs. se realizará en el Microcine de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, sito en la calle 9 de julio 500 de Ciudad, la charla sobre Mars Society y la experiencia vivida por el mendocino Gabriel Caballero (alumno de El Firmamento) quien, a través de un proyecto de su autoría fue seleccionado para presentarlo y ponerlo a prueba en MDRS sito en el Desierto de Utah – EEUU. También se llevará a cabo la Presentación y lanzamiento del proyecto The Mars Society Argentina.

The Mars Society (Sociedad de Marte) fue fundada en Boulder, Colorado, EE.UU en 1998 por 700 científicos e ingenieros de la NASA y otras organizaciones espaciales como así no científicos y personajes conocidos, todos ellos interesados en la exploración de Marte.

En la actualidad The Mars Society cuenta con aproximadamente 6.000 miembros en todo el mundo y se encuentra subdividida en varias filiales nacionales e internacionales (más de 50 países).

Temas a desarrollar:
  • Presentación de The Mars Society: introducción a las actividades realizadas por la organización y a miacercamiento a esta entidad.
  • Presentación de MDRS (estación de investigación del desierto marciano): explicación delas actividades que se realizan en este lugar, reglas a seguir, protocolos, administración,etc.
  • Relatar experiencia en la convocatoria 2017, preparaciones preliminares, armado delproyecto, obtención de financiamiento.
  • Narración de mi experiencia, tanto en el proyecto de 2016 como en la simulación yproyecto de 2017. Detallandolos 15 días que conviví allí con otros 5 jóvenes latinoamericanos.
  • Conclusiones y aspiraciones adquiridas luego de la experiencia vivida.
  • Comentario sobre las distintas cedes (capítulos) de The Mars Society alrededor del mundo.
  • Presentación y lanzamiento del proyecto The Mars Society Argentina. Motivaciones, planificación de actividades a futuro en colaboración con El Firmamento. Convocatoria al público a participar del proyecto, interesarse en el tema y participar de las futuras actividades.
  • Formulación de preguntas y debate.

Al finalizar se proyectará la película Misión a Marte protagonizada por Matt Damon.

  • Sinopsis: Durante una misión a Marte de la nave tripulada Ares III, una fuerte tormenta se desata, por lo que, tras haber dado por desaparecido y muerto al astronauta Mark Watney (Matt Damon), sus compañeros toman la decisión de irse; sin embargo, ha sobrevivido, pero está solo y con pocos recursos en el planeta. Con muy pocos medios, deberá recurrir a sus conocimientos, su sentido del humor y un gran instinto de supervivencia para lograr sobrevivir y comunicar a la Tierra que todavía está vivo, esperando que acudan en su rescate.
  • al finalizar, se hará un breve debate con los presentes.

Lugar: Microcine Municipalidad de la Ciudad de Mendoza
Horario: 17hs
Entrada: libre y gratuita

Agradecemos gentilmente a la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza por estar y apoyarnos en cada una de nuestras actividades de divulgación.

El Firmamento

Astronomo Amateur Argentino descubre y toma imagenes del Nacimiento de una Supernova

Gracias a las observaciones de Víctor Buso, un astrónomo amateur, dos especialistas del Conicet describieron el instante de una explosión estelar, un fenómeno que persiguen múltiples telescopios en el mundo. La investigación arroja nuevas pistas para comprender el universo.
Gustavo Buso en el observatorio que construyó en su casa de la ciudad de Rosario.

Gustavo Buso en el observatorio que construyó en su casa de la ciudad de Rosario. 


Imagen: Sebastián Granata

Durante el día, Víctor Buso es cerrajero, sin embargo, cuando el sol se esconde también es astrónomo amateur. Y no cualquiera, sino uno de los buenos. Construyó una cúpula con un pequeño observatorio en la terraza de su casa, en Rosario, y un telescopio que pone a prueba un par de ojos bien adiestrados. El 20 de septiembre de 2016 lo encontraba particularmente ansioso; había comprado una nueva cámara y quería estrenarla desde hace tiempo. De modo que aprovechó el cielo desnudo –casi prístino– de la ciudad y decidió tomar las primeras imágenes, con tanta suerte que captó la explosión de una supernova. Un fenómeno celeste que había permanecido esquivo a la fortuna de centenas de profesionales en todo el mundo. Se trataba de un nuevo objeto ubicado al sur de la galaxia “NGC 613” que llamaba la atención por su brillantez en aumento y que se aparecía en el cielo de manera repentina. ¿Por qué este hallazgo es tan importante? Porque para sorpresa de propios y extraños, probablemente, Buso sea el primer testigo de aquella fase precisa de surgimiento de una supernova.

“El objeto se hace visible y rápidamente aumenta su brillo a un ritmo nunca antes visto en este tipo de eventos. Esto es, precisamente, lo que predecían las simulaciones por computadora de explosiones estelares. Y es lo que venían buscando los astrónomos profesionales de todo el mundo durante años. Sólo con la frecuencia de observación de Buso, de varias imágenes por minuto, es posible estudiar esta brevísima fase de la evolución de la supernova”, describe Bersten, una de las expertas que se comunicó con Buso y analizó su hallazgo. Y luego completa, “se trata del momento exacto en que la onda expansiva de la explosión emerge de la superficie estelar, luego de recorrer supersónicamente el interior de la estrella. En ese instante se libera de manera violenta una enorme cantidad de luz, en una especie de flash espacial”.

En este sentido, que la supernova haya sido divisada por un astrónomo rosarino tiene valor por partida doble, ya que a diferencia de las grandes potencias científicas, Argentina no se destaca por la calidad en su instrumental tecnológico. Incluso, para observar ciertos acontecimientos astronómicos, muchos especialistas cruzan la cordillera, viajan a Chile y utilizan el telescopio “Gemini”. “Gracias a Víctor logramos colocar nuestra banderita en el mapa internacional de observaciones astronómicas. Es como el gol de Maradona a los ingleses”, indica Folatelli, otro de los autores del trabajo publicado en la prestigiosa revista Nature.

En casos excepcionales las supernovas pueden observarse a simple vista sin necesidad de utilizar ningún artefacto. Hasta este hallazgo, la última gran efeméride la constituía la SN 1987A que en febrero de aquel año estaba situada en la galaxia “Gran Nube de Magallanes”. Tuvo la particularidad de exhibir su brillo en el hemisferio sur y constituyó un hito astronómico muy importante. “El problema es que aunque exploten todo el tiempo y produzcan luces muy potentes en diferentes galaxias, no podemos anticipar dónde ni cuándo ocurrirá. La riqueza de este caso es que Víctor logró captar una de las primeras fases evolutivas de la estrella, período que los especialistas de todo el mundo estaban muy expectantes por poder visualizar”, comenta Bersten. Dicha fase se denomina “shock breakout”, se advierte como si fuera un flash muy intenso (flujo de fotones de luz) y se prolonga por muy poco tiempo (tan solo un puñado de horas). Para tener referencia, se estima que cada galaxia alberga una supernova por siglo, en efecto (si se tienen en cuenta otros factores como su chance de visualización) su observación equivale prácticamente a haber ganado la lotería cósmica.

“A pesar de que nuestros modelos numéricos predecían la existencia de ese flash de fotones, no contábamos con una evidencia empírica de observación. Este material invaluable nos permite analizar cómo es la estructura de la estrella al momento de la explosión”, afirma Folatelli. Y aquí se halla el nudo del asunto, pues conocer la estructura final de una estrella de alta masa, tal vez constituya uno de los interrogantes más importantes de la astrofísica actual. De hecho, comprender cómo es la vida de una estrella a partir de su muerte habilita a los especialistas a rearmar ese mapa celeste que configura el universo.

Los investigadores trabajan con simulaciones por computadoras que establecen modelos con capacidad predictiva. A partir de ecuaciones que expresan fenómenos físicos (como puede ser una explosión estelar), se contrasta con lo que más tarde ocurre en el campo, datos que pueden provenir de sus propias observaciones o bien del aporte externo, como el de Víctor. De esta manera, los aspectos teóricos y la investigación en terreno se retroalimenta en un proceso complejo de interrelación. “Esta fase que observó tiene la virtud de haber sido predicha en los modelos que teníamos desarrollados y nadie más había logrado comprobarlo. Incluso, varios centros alrededor del mundo que colocan su instrumental para barrer el cielo de manera constante no tuvieron la suerte de percibir el instante de la explosión”, explica Folatelli.

Del polvo venimos

Las estrellas nacen y mueren mediante un proceso evolutivo. Un enfoque biologicista que, más allá de su sesgo antropocéntrico, cuenta con la virtud de la didáctica: todo parece más simple cuando es explicado “a la Darwin”. En la antigüedad, el término “nova” servía para definir la aparición repentina de un objeto nuevo en el cielo. Más tarde, como los observadores divisaron otros cuerpos con un brillo más impresionante que los precedentes escogieron un término simple pero capaz de describir el fenómeno en toda su grandilocuencia. Así, se inclinaron por su variante obvia: “supernova”. Hoy en día, de manera más ajustada, la denominación ilustra la muerte violenta de algunas estrellas que, a mayor masividad (son consideradas “masivas” aquellas que tienen al menos 10 veces la masa del sol) menos viven. De este modo, mientras que nuestra estrella favorita estará colgada del universo por unos 10 mil millones de años, cualquiera más imponente lo hará por bastante menos tiempo, tal vez, por unos 10 millones de años.

Durante su evolución, las estrellas se encuentran en un estado de equilibrio, ya que logran contrarrestar la presión de la energía producida en su núcleo con la atracción gravitatoria. Este balance es clave al impedir que las esferas luminosas colapsen en cualquier instante. Desde aquí, su brillo surge como producto de las reacciones nucleares que convierten sus elementos livianos (como el hidrógeno) en pesados (como el helio o el carbono). Ahora bien, “cuanto más masivas, mayor será su posibilidad de quemar los distintos elementos. El límite está, para algunas estrellas, en el hierro, ya que cuando alcanza esa fase ya no cuenta con posibilidades de estabilizarse”, señala Bersten.

Cuando la especialista menciona “elementos” se refiere a los mismos que conforman la tabla periódica que utilizan los adolescentes para aprender química en el secundario. En efecto, se cree que son generados en los núcleos de las estrellas, que se expandieron al medio circunestelar gracias a la explosión de las supernovas. “Para que la Tierra posea la composición química que hoy conocemos (carbono, oxígeno, etc.) se produjeron muchas supernovas, encargadas de facilitar el acceso a la cantidad de metales existentes. En sus inicios, el universo no contaba con ningún elemento pesado”, apunta Bersten. De hecho, “esta hipótesis acuerda con esa famosa idea que propone que todo lo que compone a los organismos vivos –entre ellos, a los seres humanos– proviene del polvo de las estrellas”, concluye Folatelli.

poesteban@gmail.com

Pagina 12

Un mendocino en MDRS

Acostumbrados  a que el emporio tecnológico provenga de países anglosajones, por momentos nos cuesta reconocer el potencial que tenemos en el país, y en especial en nuestra provincia, Mendoza.

Hoy un aficionado de los eventos astronómicos, de las publicaciones espaciales, y de la  tecnología Gabriel Caballero (23) estudiante de Ing.  Electrónica de la UTN FRM cuenta su experiencia en la MDRS (Mars Desert Research Station).

La misma ubicada en Utah EEUU, pertenece a la organización sin fines de lucro The Mars Society dedicada a promover la expolarcion y colonización de Marte. Incentiva a todos aquellos que tengan un proyecto que consideren útil para el futuro de la vida humana en el planeta rojo a que lo pongan a prueba en su estación de investigación anteriormente nombrada, la cual busca simular las hostiles condiciones de vida que un humano debería enfrentar en el lejano planeta.

“Siempre me ha gustado ser optimista y seguir 

 luchando por lo que uno quiere por más adversidad que uno sienta. El destino me demostró que no era difícil, que lo podía lograr”

Esta es la frase que lo destaca, la de alguien que se anima cada día a más.

 

A finales de 2016 Gabriel se postuló para la convocatoria abierta  para toda latinomérica que se organizaba desde The Mars Society Peru. El 29 de abril de 2017 llegó a  Utah con Rover Θ, un robot creado para el transporte de muestras geológicas y seguimiento del astronauta a mando, que sería puesto a prueba en la Mars Desert Research Station.

“Al principio cuando decidí participar tenía algunas nociones de electrónica, pero nunca había realizado un proyecto de ese estilo”

Gabriel es egresado del colegio Ing. Pablo Nogués con orientación en construcciones, por lo que sus conocimientos relacionados a la electrónica hasta el momento eran el resultado de lo que aprendía desde Internet.

“El principal problema que tuve que enfrentar fue cómo lograr que el vehículo siguiera al astronauta, porque acá en la Tierra podría hacerse  fácilmente con un sistema de GPS, pero uno tiene que pensar que en Marte aún no se cuenta con GPS. Después se me ocurrió un sistema utilizando radiofrecuencia, es necesario que el astronauta porte un emisor de radiofrecuencia y la misma señal es la que la que el vehículo escanea con una especie de radar. De esa forma el rover determina hacia dónde desplazarse detectando el máximo gradiente de la señal. Eso junto con otros sensores de proximidad para evitar obstáculos, logran que el robot pueda seguir al astronauta.

Otro problema fue la parte mecánica, el vehículo tenía que ser capaz de sortear rocas grandes, pasar sobre terrenos pedregosos y  subir pequeñas inclinaciones incluyendo mantener la estabilidad considerando el peso que debía cargar.”

Rover Θ

“Eso lo pude solucionar basándome en trabajos ya realizados, justamente en rovers. Un rover es un vehículo destinado a la exploración en otros planetas “

Rover Θ fue inspirado en el rover Sojourner (creado y utilizado por la NASA en 1997) del cual Gabriel tomó como ejemplo su sistema mecánico de desplazamiento.

Rover Sojourner

“Tiene un sistema de ruedas y amortiguamiento que no necesita de resortes o de aire comprimido. Sólo con palancas  y agregándole un motor a cada rueda podía tener la fuerza suficiente para esquivar rocas y sortear terrenos pedregosos. Un inconveniente con este sistema de amortiguamiento es que requería que el cuerpo del rover se sostuviera sobre un solo eje, por lo que podía llegar a inclinarse o caerse por no tener dos puntos de apoyo. Esto lo pude solucionar con un sistema de autobalanceo que detecta cuando el cuerpo se inclina solo por el peso que carga, detecta esa inclinación y lo corrige moviendo el peso a fin de mantener el equilibrio en todo el sistema.”

La pregunta del millón era saber cómo había resuelto el tema de la programación, al cabo esto se trata de un robot y los amantes de la robótica deben estar esperando esa respuesta.

“Para la programación utilicé Arduino como controlador, fue así porque es un sistema de software libre y el hardware es fácil de adquirir. Toda la información necesaria para la programación la encontré en Internet. Usé varios controladores Arduino para los distintos sistemas que tenía Rover Θ así como sensores con librerías compatibles.”

Por último, y no menos importante algo que no podía dejar de preguntar… su perspectiva de Mendoza y sus planes  a futuro:

“Nuestra provincia tiene mucho potencial, cuenta con un laboratorio de la magnitud del Pierre Auger que estudia rayos cósmicos. Sería muy bueno que existieran más centros  de observación como este.

Respecto a mi carrera, la electrónica es muy amplia y me gusta, me atraen mucho los trabajos de la empresa Space X, en especial lo que sucedió con el último lanzamiento. Me gustaría mucho poder combinar la astronomía y la electrónica.

Una de mis metas en la vida es poder desarrollar tecnología aerospacial en nuestra provincia”

Gabriel Caballero es alumno de El Firmamento (Coorte 2016).

Si te gustó el post y querés participar de las convocatorias de The Mars Society acá te dejo los links!

https://www.facebook.com/TheMarsSocietyPeru/

http://peru.marssociety.org/

http://www.marssociety.org/

de El Atlas de Kronos
Redacción: Valentina Gatica

Eclipse Parcial de Sol

POR FACTORES CLIMATICOS SE CANCELA EL EVENTO DEL DIA DE LA FECHA. Los esperamos en nuestro próximo astroturismo a realizarse el día de mañana viernes 16 de febrero en la Terraza de la Municipalidad (previa inscripción).

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza junto con El Firmamento invitan al público en general a disfrutar del evento que nuestro Sistema Solar nos regala, el Eclipse Parcial de Sol visible en la mayor parte de la República Argentina.
Jueves 15 de febrero de 2018.

Horario: 18 horas – (se recomienda llegar 30 minutos antes por la disponibilidad de los lugares) Nave Cultural – Paseo Di Benedetto, Parque Central (Av. España y Juan Agustín Maza) – Ciudad de Mendoza – Argentina.

Duración: 2 horas aprox.

Importante

  • Se sugiere llevar vianda o refrigerios y en especial líquidos.
  • La actividad se suspende en caso de mal tiempo.
  • Se recomienda ser mayores de 10 años (acompañados por un adulto).

Si bien la actividad es gratuita apelamos a su colaboración con un juguete para niños, un set de útiles escolares o ropa en buen estado.

Edad: recomendamos entre 10 y 65 años.

No habrá inscripciones.

El Astroturismo es gratuito, pero SOLIDARIO. Tu colaboración deberás entregarla al personal de Turismo de la Municipalidad de Ciudad.

Evento: Eclipse Parcial de Sol.

Para las mismas El Firmamento cuenta con equipos astronómicos (telescopios) con las protecciones adecuadas para la segura observacion del Sol.

ADVERTENCIAS:

  • Nunca observar directo al Sol.
  • Utilizar filtro especiales (Baader) si se posee telescopio o binocular.
  • Que haya una persona idónea cerca.
  • Observar vía técnica de Proyección (ideal para equipos -telescopios- refractores).

El no contar con los instrumentos adecuados pueden caursar hasta la seguera permanente.

Los esperamos.

Para más información del mismo los invitamos a ingresar a

Eclipse Parcial de Sol

El Firmamento
Declarado de Interés Provincial
Por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Mendoza
Res. 943 y 945

Luna Azul y Superluna

Luna Azul y Superluna

La Municipalidad de la ciudad de Mendoza junto con El Firmamento invitan a todos aquellos interesados a una nueva experiencia en Turismo denominada Astroturismo.

Que es el Astroturismo:

La observación astronómica, tanto a simple vista como con prismáticos o telescopios, ha dado lugar en los últimos años al astroturismo. Se trata de un concepto de turismo basado en la contemplación y el estudio del cielo nocturno. Esta nueva disciplina nos permite, a través de visitas guiadas contemplar el cielo que nos rodea, como lo hacían nuestros ancestros, avistando las estrellas, constelaciones, planetas, la Luna, el Sol y otros cuerpos celestes o eventos astronómicos que el cielo nos regala con su belleza; conociendo así sus secretos.

Pero en la observación a ojo desnudo actualmente se plantean algunas dificultades que los observadores de la antigüedad no tenían. Aunque conocemos la situación de muchos de los astros y planetas en el cielo, su observación se complica por la contaminación lumínica y la contaminación atmosférica.

Hoy en día es necesario desplazarse varios kilómetros, a veces muchos, para poder encontrar un cielo con las condiciones de oscuridad y transparencia atmosférica necesarias. A simple vista, bajo condiciones adecuadas, se pueden percibir alrededor de 6.000 estrellas. Hoy en día no llegamos a contar más de 100.

SALIDA
Miercoles 31 de enero de 2017.

Horario: 21 horas – (se recomienda llegar 30 minutos antes por la disponibilidad de los lugares) Nave Cultural – Paseo Di Benedetto, Parque Central (Av. España y Juan Agustín Maza) – Ciudad de Mendoza – Argentina.

Duración: 2 horas aprox. De haber un número mayor al esperado, se realizarán dos funciones de aprox. 1 hora cada una. El ingreso a la primer función es por orden de llegada.

Importante

  • Asistir con calzado y ropa abrigada (frío).
  • Se recomienda llevar manta o colchoneta para recostarse y disfrutar mejor del cielo.
  • Se sugiere llevar vianda o refrigerios.
  • En épocas de baja temperatura traer abrigo.
  • La actividad se suspende en caso de mal tiempo.
  • Los asistentes deberán ser mayores de 10 años (acompañados por un adulto).

Si bien la actividad es gratuita apelamos a su colaboración con un juguete para niños, un set de útiles escolares o ropa en buen estado. Los cupos son limitados.

Edad: entre 10 y 65 años. Salidas Nocturnas mensuales.

No habrá inscripciones. Para quienes se inscribieron al evento del 12-01 tendrán prioridad. De igual forma le solicitamos llegar temprano para su acreditación.

El Astroturismo es gratuito, pero SOLIDARIO. Tu colaboración deberás entregarla previo a ingresar a la Terraza.

Cada salida tendrá una temática específica dedicada a los Cuerpos Celestes acompañada de observaciones con equipos astronómicos donde los presentes participan activamente de la velada.

Evento: Luna Azul y Superluna.

Para las mismas El Firmamento cuenta con equipos astronómicos (telescopios y binoculares). Igualmente, pueden traer los suyos.
Los esperamos.

El Firmamento
Declarado de Interés Provincial
Por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Mendoza
Res. 943 y 945

Eclipse Parcial de Sol

El 15 de febrero de 2018 se producirá el primer eclipse parcial de Sol del año que será visto en casi toda la República Argentina a excepción de las Provincias de Chaco, Jujuy, Salta, Santa Cruz y Tucumán. Tierra del Fuego será la Provincia que mejor se observará con un 24% de ocultación del disco Solar. Afortunadamente Argentina contará este año con dos eclipses de Sol, uno Parcial y otro Total.

En lo que respecta a la Provincia de Mendoza se ocultará solo un 2,5% del disco solar (ver imagen inferior)

Los horarios de las etapas del Eclipse Parcial son:

inicio:      18:50:20hs
máxima: 19:17:11hs
final:        19:43:02hs
eclipse 15022018ocultación máxida equivalente a un 2,5% del disco solar. Hora 19:17hs

eclipse-2018-02-15 eclipse-2014-02-15

IMPORTANTE:

Para observar el evento se requiere tener ciertas precauciones.

  • Nunca observar directo al Sol.
  • Utilizar filtro especiales (Baader) si se posee telescopio o binocular.
  • Que haya una persona idónea cerca.
  • Observar vía técnica de Proyección (ideal para equipos -telescopios- refractores – binoculares).

El no contar con los instrumentos adecuados pueden caursar hasta la seguera permanente.

Metodo de Proyección

Es una técnica muy segura, fácil de realizar si no se posee filtros adecuados para la observación directa.

El método consiste en proyectar sobre una cartulina, papel o tela blanca la imagen del Sol a través de distintos elementos siendo algunos de ellos caja de cartón, telescopio refractor con oculares de calidad, lámina con orificio, entre otros.

A continuación le mostramos algunas imágenes de dicha técnica:

tecnica4 metodo2 metodo3 metodo de proyeccion

Como en todos los acontecimientos, El Firmamento en conjunto con la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza realizarán un evento abieto al público en general para que puedan apreciarlo con seguridad, el cual estará siendo publicado en las distintas redes sociales como en nuestra página web.

El Firmamento

 

Noveno Planeta

22 de octubre de 2017
 La NASA cree en la existencia de un Noveno Planeta
Para los científicos podría existir un gran cuerpo celeste cerca o dentro de la gruesa capa de objetos conocida como cinturón de Kuiper.

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su sigla en inglés), indicó como convincentes las evidencias que apuntan a la existencia de un noveno planeta con una masa 10 veces mayor a la de nuestro planeta.

Un artículo publicado a principios de octubre por el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por su sigla en inglés) considera que hay un planeta que aún no se conoce.

Sin embargo, en la astronomía hay otros métodos para ‘observar’ los cuerpos celestes, y los científicos notaron cierta inclinación en las órbitas de los cuerpos celestes del sistema solar, lo que puede significar que “hay algo ahí” ejerciendo fuerza gravitacional.

Se trata de las órbitas de seis objetos en el cinturón de Kuiper tienen la misma inclinación, de unos 30º, en comparación con la forma en que los planetas orbitan el Sol

“Ahora hay cinco líneas diferentes de evidencia observacional que apuntan a la existencia del ‘Planeta nueve’. Si uno quita esta explicación e imagina que el ‘Planeta nueve’ no existe, entonces genera más problemas de los que soluciona”, indicó Konstantín Batyguin, astrofísico planetario del Instituto Tecnológico de California en Pasadena, Estados Unidos.

El misterioso Planeta Nueve podría “estar extendiendo las órbitas de cuerpos distantes y tal vez, inclinado todo el sistema solar hacia un lado”, según las observaciones del instituto.

 

21 de enero de 2016
La NASA pide cautela ante el posible descubrimiento del planeta X
Representación de un planeta imaginario flotando en el espacio – NASA/JPL-Caltech

El astrofísico y divulgador Carl Sagan defendió a lo largo de su carrera la idea de que a la hora de divulgar la ciencia y sus avances era necesario despertar la sed de maravilla. Pero también alertó de que, sin las necesarias dosis de escepticismo y de pensamiento crítico, la ciencia podía transformarse en pseudociencia. Es decir, en mito y fábula.

Un día después de que los astrónomos Michael Brown y Konstantin Batygin publicaran en la revista «el posible hallazgo del Planeta X, el que podría ser el noveno planeta del Sistema Solar, la NASA ha querido hacer un llamamiento hacia la cautela. Y el escThe Astronomical Journal» epticismo.

«La idea de que haya un nuevo planeta es sin duda excitante para mí, como científico planetario», ha dicho James Green, Director de la División de Ciencia Planetaria de la NASA en un vídeo difundido hoy. «Sin embargo, no estamos ante la detección de un nuevo planeta. Es muy pronto para poder afirmar esto», ha señalado.

En el artículo científico publicado ayer, los científicos proponían la hipótesis de que hubiera un nuevo planeta gigante en los confines del Sistema Solar. Pero ese cuerpo no se ha detectado, y podría no existir. Su idea se basa en cálculos matemáticos sobre las órbitas de seis lejanos cuerpos, que parecen girar en torno a algo que aún no se ha encontrado.

«Estamos ante una predicción temprana basada en modelos matemáticos elaborados con observaciones limitadas (…) Estamos en el comienzo de un proceso que podría llevar a un interesantísimo resultado», ha explicado James Green.

Comienza el debate

Eso no quiere decir que la hipótesis de Brown y Batygin sea endeble. Sino que efectivamente aún se trata de una hipótesis, lo que significa que tiene que ser comprobada por otros investigadores y superar la prueba final: la detección directa del noveno planeta.

De hecho, los propios autores del artículo ya estaban preparados ante la inevitable ola de escepticismo. Para ello, trataron de blindar su trabajo con una larga serie de datos, análisis orbitales de otros objetos distantes y complejas simulaciones informáticas: «Si dices que tienes evidencias del planeta X -afirmaba Brown- prácticamente cualquier astrónomo dirá: “¿Otra vez? Estos chicos, claramente, están locos. ¿por qué esta vez debería ser diferente a las demás?”. Esta vez es diferente porque esta vez tenemos razón».

Adoptando una postura más intermedia, Green ha destacado la importancia del artículo publicado ayer, porque «alimenta el interés por la exploración espacial» y estimula un «sano debate» que «forma parte del proceso científico».

Las reglas del escepticismo

«Teorías como estas sirven para estimular ideas y conversaciones. Tocan nuestra curiosidad innata», ha dicho. Pero, «cada vez que tenemos una idea tan interesante como esta, siempre debemos aplicar las reglas de Carl Sagan del pensamiento crítico, que piden confirmar de forma independiente los hechos, buscar explicaciones alternativas y estimular el debate científico».

«Si el planeta X está ahí fuera, lo encontraremos juntos. O buscaremos una explicación alternativa para los datos que hemos recibido hasta el momento. Ahora, vamos a explorar», ha propuesto James Green.

ABC Ciencia

 

 

Bodega Septima – 2° Congreso Mundial de Enoturismo – 28-09-2017

Sorry there has been a problem with your feed.

El Firmamento fue invitado con su Actividad de Astroturismo al 2do. Congreso Mundial de Enoturismo, organizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), que tuvo lugar en la Provincia de Mendoza desde el 29 al 31 de septiembre.

Estuvieron presentes representantes de la Organización Mundial del Turismo de distintos países, Ente de Turismo de la Provincia de Mendoza, Representantes de diferentes Municipios y de la República Argentina, superando el número de presentes las 100 personas.

El cielo al principio estuvo oculto por copiosas nubes, pero con el correr de los minutos se depejó hasta abrirse una importante  ventana que dió lugar a la observación de distintos cuerpos celestes. Una noche fría pero espléndida. Los representantes muy interesados en la Actividad.

Agradecemos al Ente de Turismo de la Provincia de Mendoza, quienes han confiado en nuestro profesionalismo; deseamos a los participantes un felíz retorno a sus lugares de origen y Buenos Cielos.

El Firmamento

Declarado de Interés Provincial
por la HCDiputados de la Prov. de Mendoza
(Res.943/945)

Actividad Solar

 

Rayos X Solares:
Status
Campo Geomagnético:
Status

los números representan a las Regiones Activas. En el margen inferior se hace referencia al tamaño, en escala de la Tierra y el planeta Júpiter con respecto al Sol

 

Magnetograma HMI (imagen superior)

coronógrafos (imágenes superior e inferior)

El Sol
Nuestro Astro Rey emite luz en todos los colores, pero puesto que el amarillo es la longitud de onda más brillante del Sol, ése es el color que vemos a ojo desnudo. Los instrumentos especializados pueden observar la luz mucho más allá de los rangos visibles a simple vista. Diferentes longitudes de onda transmiten información sobre distintos componentes de la superficie y la atmósfera del Sol.

El Sol ejerce una influencia determinante sobre el clima y el entorno espacial de la Tierra. En condiciones normales, los rayos solares calientan adecuadamente nuestro planeta azul, propiciando agua en forma líquida en buena parte de la superficie terrestre y posibilitando que la vida anime en miríadas de formas. Ese calentamiento suave procede de un flujo incesante de energía solar, que, por lo que sabemos, ha permanecido constante sobre la Tierra a lo largo de períodos geológicos. Ahora bien, cuando el astro experimenta un episodio particularmente intenso de manchas solares, se hacen más frecuentes las violentas tormentas que agitan grandes masas de plasma magnético hacia la Tierra. Los efectos del Sol en nuestro planeta son evidentes, el clima es afectado en gran medida por la radiación solar recibida. Se sabe, a ciencia cierta que la actividad solar varía en ciclos; tales ciclos estan conformados por períodos de aprox. 11 años donde se modifica su campo magnético aumentando la cantidad de radiación recibida, aunque aún no se consiguen calcular la duración y sus consecuencias.

Uno de los efectos que más preocupa son las tormentas de radiación solar que pueden inutilizar los satélites de los que dependemos para pronosticar el clima o para que funcionen los GPS.

Sumado a esto, las tormentas solares tienen un gran efecto sobre las regiones polares de nuestro planeta; cuando los aviones vuelan sobre los polos pueden experimentar afectaciones en las transmisiones de radio, errores de navegación e incluso problemas en los sistemas.

Uno de los casos más  famosos es el apagón de Quebec, en 1989, el cual dejó a algunos canadienses sin energía durante seis días.

Para estudiar y conocer tales actividades el Observatorio de Dinámica Solar, o SDO, nos alcanza diariamente imágenes en 10 longitudes de onda diferentes, medido en angstroms (Å), con su instrumento AIA. El instrumento HMI (Helioseismic and Magnetic Imager) de SDO se centra en el movimiento y las propiedades magnéticas de la superficie del Sol y proporciona 3 imágenes adicionales.

Angstroms (Å): Unidad de medida equivalente a la diez mil millonésima parte del metro, 0.000,000,000,1 metros, cuyo símbolo se presenta con la letra sueca Å, utilizada principalmente para indicar las longitudes de onda de la luz visible. En un centímetro caben 10 millones de angstroms.

La luz visible va aproximadamente desde los 3.600 Å del color violeta extremo hasta los 7.600 Å del rojo en el límite de la visión. Entre ambos se encuentran los demás colores.

Llamarada Solar: es una explosión en el Sol que ocurre cuando la energía almacenada en campos magnéticos torcidos (usualmente localizados encima de las manchas solares) es soltada repentinamente. Las llamaradas producen un estallido de radiación a través del espectro electromagnético, desde las ondas de radio hasta los rayos-X y los rayos-gamma.

Los científicos clasifican a las llamaradas solares de acuerdo a su brillo en rayos-X, en el intervalo de 1 a 8 Angstroms.
Existen cinco categorías:

  • Llamaradas de clase X son grandes; son eventos de gran magnitud que pueden desatar apagones en las ondas de radio en todo el planeta así como tormentas de radiación de larga duración.
  • Llamaradas de clase M son de tamaño mediano; pueden generalmente causar ligeros apagones en el radio que afectan las regiones polares de la tierra. A veces hay tormentas de radiación menores tras de una llamarada de clase M. Comparados con los eventos de tipo X y M.
  • Llamaradas de clase C son pequeñas y de consecuencias poco notorias aquí en la Tierra.
  • Llamaradas de clase A y B son las más pequeñas.

Estas llamaradas tienen pico de flujo (en vatios por metro cuadrado, W/m2) de 100 a 800 picómetro rayos-X cerca de la Tierra, medido en la nave del GOES. Cada clase tiene un pico de flujo diez veces mayor que la anterior, con las llamaradas de clase X con un flujo máximo de 4.10 W/m2 fin..

Cada categoría de llamaradas de rayos X tiene nueve subdivisiones que corren desde, p.ej., C1 a C9, M1 a M9, y X1 a X9. Una llamarada X6 desató una tormenta de radiación alrededor de la Tierra que fué apodada Evento del Día de la Bastilla.

Regiones Activas (RA): es un área donde el campo magnético es particularmente fuerte. Con frecuencia, las manchas solares se forman en regiones activas. Las regiones activas se ven brillantes cuando son observada en rayos X o ultravioleta (ver imagen azulada arriba). Generalmente, estas regiones activas están asociadas con actividad solar en forma de destellos solares y eyecciones de masa coronal (EMC o CME en inglés).

Coronógrafo: es un telescopio que puede ver cosas que estén muy cerca del Sol. Para esto se utiliza un disco que bloquea la superficie brillante del Sol y que de este manera revela la corona solar, que es más tenue, asi como estrellas, planetas y cometas de orbita rasante al Sol. En otras palabras, un coronógrafo produce un eclipse solar artificial.

El Observatorio Solar y Heliosférico (llamado SOHO por las siglas en inglés de Solar and Heliospheric Observatory) tiene dos coronógrafos en su sistema, uno con un campo de visión de 3 grados (llamado coronógrafo “C2”) y otro con un campo de visión de 16 grados (llamado coronógrafo “C3”). Por comparación, el Sol mismo subtiende un ángulo de 0.5 grados. Las imágenes del coronógrafo C2 son usualmente de color rojo; las imágenes del coronógrafo C3 son tradicionalmente de color azul (correspondientes a las últimas dos imágnes).

Eyección de Masa Coronal: (EMC ó CMEs por las siglas en inglés de Coronal Mass Ejections) son gigantescas burbujas de gas electrificado que salen del Sol. Estas burbujas pueden llevar consigo hasta 10 mil millones de toneladas de material solar y desatar espectaculares tormentas geomagnéticas si llegan a chocar con la magnetósfera de la Tierra. Las CMEs que usualmente viajan a velocidades de entre 500 y 1500 km/s, tardan de 2 a 3 días en recorrer los 150 millones de km. que separan a la Tierra del Sol.

Las CMEs que apuntan hacia la Tierra son llamadas “eventos del halo”, debido a la manera en que se ven en las imágenes de coronógrafo. Conforme la nube en expansión de una CME dirigida a la Tierra se hace más y más grande, parece envolver al Sol, formando un halo alrededor de nuestra estrella (ver imagen derecha ejemplo).

 

H alfa: (Hidrógeno alfa) la primera transición atómica de la serie de Balmer del átomo de hidrógeno; longitud de onda: 656.3 nm. Esta línea de absorción del hidrógeno neutro se localiza en la parte roja del espectro visible y es muy conveniente para las observaciones solares. La línea H alfa es usada universalmente para observaciones de llamaradas solares, filamentos, prominencias y la estructura fina de las regiones activas.

Evento de Protones: El gráfico que lo representa se actualiza cada 5 minutos y proporciona información actualizada sobre los niveles de protones de energía baja y alta que fluyen actualmente a través de la Tierra. Los datos se miden a través de un sensor a bordo de la nave GOES-13.

El sol es una gran masa de energía y produce protones de alta energía. El viento solar lleva estos protones a través de nuestro Sistema Solar. Sin embargo durante la actividad de la llamarada solar, los protones energéticos son soplados violentamente hacia el exterior, a veces con dirección hacia la tierra. Los protones energéticos pueden alcanzar nuestro planeta dentro de los 30 minutos del pico de una llamarada mayor. Durante un evento de este tipo (los grandes también se conocen como eventos de protones solares), la Tierra es regada con partículas solares altamente energéticas (principalmente protones) liberadas del sitio de la llamarada. Cuando estos protones llegan a la Tierra y entran en la atmósfera sobre las regiones polares, se produce una ionización mucho mejorada en altitudes inferiores a 100 km. La ionización a estas bajas altitudes es particularmente efectiva en la absorción de las señales de radio HF y puede hacer que las comunicaciones HF sean imposibles en todas las regiones polares. Este efecto se llama apagones de radio. Este tipo de evento también se conoce como Evento de Absorción de Cap Polar o PCA.

Tormentas Geomagnéticas: es una perturbación temporal de la magnetósfera terrestre que puede ser causada por una onda de choque de viento solar y/o una eyección de masa coronal (EMC o CME por sus siglas en inglés) que interactúa con el campo magnético terrestre. El incremento en la presión del viento solar inicialmente comprime la magnetosfera. El campo magnético del viento solar interactúa con el campo magnético de la Tierra y transfiere la energía a la magnetosfera. Ambas interacciones causan un incremento en el movimiento del plasma a través de la magnetosfera (conducido por campos eléctricos incrementados dentro de la magnetosfera) y un incremento en la corriente eléctrica en la magnetosfera e ionosfera. La presión del viento solar sobre la magnetosfera aumentará o disminuirá en función de la actividad solar. Las tormentas magnéticas tienen una duración de 24 a 48 horas, aunque su duración puede prologarse durante varios días seguidos.

El “índice K” es un índice local cuasi-logarítmico que mide en periodos de 3 horas, la actividad geomagnética relativa con respecto a la curva de lo que se asume como un día sin actividad. El índice corre de 0 a 9. EL índice K mide la desviación del componente horizontal con mayor perturbación del campo magnético.

Activa: K = 4.
Tormenta Menor: K = 5.
Tormenta Severa o Mayor: K > 6.

Escala de valores kp, para interpretar la tabla 3 Actividad Geomagnética (Geomagnetic Ativity)

Kp               NOAA           Estado
Kp = 0      Sin tormenta    Campo geomagnético inactivo
Kp = 1      Sin tormenta    Campo geomagnético muy tranquilo
Kp = 2      Sin tormenta    Campo geomagnético tranquilo
Kp = 3      Sin tormenta    Campo geomagnético intranquilo
Kp = 4      Sin tormenta    Campo geomagnétic activo
Kp = 5      G1                    Tormenta geomagnética menor
Kp = 6      G2                    Tormenta geomagnética moderada
Kp = 7      G3                    Tormenta geomagnética mayor o fuerte
Kp = 8      G4                    Tormenta geomagnética severa
Kp = 9      G5                    Tormenta geomagnética muy severa

Principales efectos y consecuencias de las tormentas solares

Entre los principales efectos y problemas que pueden causar las llamaradas y tormentas solares se encuentran:

  1. Alteración de la órbita de satélites: Las capas superiores de la atmósfera se expanden como consecuencia de su ionización lo cual puede interferir con la órbita de satélites de “baja” altura.
  2. Comportamiento errático de equipo electrónico en satélites: Cargas eléctricas pueden acumularse en la superficie de los satélites, provocando falsas señales e iniciando procedimientos correctivos innecesarios. De hecho, esto ya ocurrió con un satélite cuyos motores de impulso comenzaron a activarse, sacándolo de curso.
  3. Mala comunicación con satélites: Aún en el caso de los satélites militares y otros equipos más modernos, diseñados para resistir grandes cantidades de radiación y que no se verían dañados por la misma, su transmisión de información a la tierra puede verse afectada en los momentos en que una llamarada o tormenta solar afecte a la Tierra. El uso de modernos componentes cada vez más pequeños hace algunos satélites más susceptibles a la radiación.
  4. Servicios de voz, data y video degradados o interrumpidos: Los cada vez más comunes servicios que usan satélites para enviar transmitir datos, voz y video y comunicar sistemas y personas alrededor del globo podrán verse degradados e incluso suspendidos por tormentas y llamaradas solares.
  5. Peligro para astronautas y sus instrumentos: Las partículas energéticas aceleradas de las llamaradas solares pueden resultar dañinas para cosmonautas y los instrumentos electrónicos en uso en el espacio, aunque en general estos se encuentran a salvo dentro de sus naves o estaciones espaciales. Pero las misiones de exploración fuera de cabina deberán proporcionar protección y vigilancia para los tripulantes ante las radiaciones solares.
  6. Interrupciones del fluido eléctrico en grandes áreas: Los pulsos electromagnéticos pueden sobrecargar los sistemas de energía eléctrica y provocar interrupciones, en particular en grandes sistemas compuestos por la interconexión de múltiples redes de distribución.
  7. Interrupción del servicio GPS: Es cada vez mayor en gran parte de las actividades de navegación, exploración y transporte, tanto a nivel civil como militar y en tierra, aire y mar, el uso del Sistema de Posicionamiento Global o GPS para identificar y monitorear automáticamente la posición de un navío, persona o móvil en cualquier punto del globo. Los equipos de GPS dependen en su totalidad de una red de satélites orbitando alrededor de la Tierra, cuyas señales combina para determinar y proporcionar la ubicación exacta donde nos encontramos. Si fallan los satélites, los sistemas de GPS estarán incapacitados de proporcionar información adecuada o asistir en la corrección de rumbo, cálculo de distancias, períodos de travesía y ubicación específica en una zona. Tómese en cuenta que el Sistema GPS es de importancia vital en maniobras militares y operaciones a distancia, las cuales podrán ver su precisión reducida a un margen de error de 10 a 100 metros (según informes militares) o en circunstancias críticas prescindir por completo del servicio.
  8. Problemas con radares: Los radares en tierra podrán ver afectado su funcionamiento, debido al “ruido” provocado por las tormentas, dejando sus informaciones carentes de valor o incluso con datos errados.
  9. Interrupción de señales de radio: Señales de radio de larga distancia pueden interrumpirse como consecuencia de cambios en la ionosfera terrestre.
  10. Dificultades con la televisión por cable y vía satélite: Los problemas arriba mencionados pueden afectar también los satélites de transmisión televisiva, resultando en problemas en la difusión de la programación.
  11. Problemas con teléfonos celulares y radios portátiles: Que usan la ionosfera para enviar señales de radio, así como aquellos que dependen de satélites para su comunicación.

El problema de una potente llamarada solar

Como problema principal tenemos que, una intensa actividad en nuestro Sol ardiente provoca la acumulación de energía magnética en su atmósfera que en ocasiones es liberada repentina y rápidamente, enviando una llamarada de radiación equivalente a millones de bombas de hidrógeno y energía hasta 10 millones de veces mayor que una erupción volcánica.
Lo que a la Tierra, como astro cercano al Sol, llega no es una onda de calor sino un intenso bombardeo de radiación y partículas cargadas con energía, o neutrinos, que son partículas subatómicas de tipo fermiónico, sin carga y espín ½, siendo la atmósfera terrestre la encargada de protegernos de esta terrible radiación a que los mismos astronautas están expuestos y las enormes antenas de instalaciones aeroespaciales pudiesen convertirse en antenas que atraigan la energía bombardeada por estas llamaradas solares causando así gran daño a sus estructuras.
Cables de telecomunicaciones, líneas de alta tensión, tuberías y estructuras similares de longitud considerables pueden hacer el papel de antenas y atraer la energía bombardeada por estas llamaradas solares.
Por lo tanto, es la intención de este informe preliminar dar a conocer los efectos devastadores de una tormenta solar para la humanidad ya que definitivamente seguiremos expuestos a sus radiaciones en los próximos años, haciéndose necesario una información actualizada, veraz y didáctica sobre dicho fenómeno global.
La Tierra como planeta seguirá existiendo, como cuerpo opaco del Sistema Solar pero toda la capa de vida que forma su superficie podría extinguirse por este evento catastrófico que nos amenaza marcando el fin de un ciclo de vida en la historia de nuestro planeta; sin embargo, esto está por verse.
Como justificación de este informe se dice que toda actividad solar en los últimos años está siendo minuciosamente seguida por los expertos a fin de predecir las próximas tormentas solares que podrían acabar con la vida en la Tierra iniciando un nuevo ciclo y con una nueva humanidad luego de tan impresionante desastre global.
Los constantes cambios climáticos en el mundo y en nuestro país, los cambios de temperatura, flora y fauna en una misma temporada, las constantes fallas de sistemas electrónicos satelitales, la posibilidad de que las comunicaciones colapsen en los últimos años a nivel global, prestan principal atención en la realización de esta investigación científica.
Los eventos naturales de gran magnitud como los sismos, inundaciones y en este caso un evento natural externo a nuestro planeta, una tormenta solar o geomagnética, aterran a la humanidad y la pone indefensa, sin embargo hay esperanza para todos nosotros los seres humanos.

Ciclo Solar: 1 cliclo solar equivale a 11 años.

Imágenes tomada en el día de la fecha.

Enterese de la actividad solar de mayor relevancia.