Se acerca a nuestro Sol el objeto más grande de la Nube de Oort jamás conocido

Un diagrama de la trayectoria orbital de 2014 UN271, que hará su paso más cercano en 2031
imagen de la órbica excéntrica del cuerpo 2014 UN271 para el año 2031

Las afueras de nuestro sistema solar están repletas de objetos misteriosos, y ahora uno de ellos se dirige hacia nosotros. Los astrónomos han descubierto un «cuerpo menor» que está a punto de hacer su paso más cercano al Sol en su órbita de más de 600.000 años.

El objeto en cuestión tiene la designación 2014 UN271, y solo se identificó recientemente por los datos recopilados del DES (Dark Energy Survey) entre los años 2014 y 2018. Las estimaciones de tamaño lo ubican entre 100 y 370 km de diámetro. Si es un cometa, es bastante grande, especialmente para uno proveniente del sistema solar exterior.

«Este objeto lo coloca en una escala similar, si no mayor, que el enorme cometa C / 1729 P1 de Sarabat, y casi sin duda el objeto de la Nube de Oort más grande jamás descubierto, ¡casi en el territorio de un planeta enano!» dice Sam Deen, un astrónomo ciudadano, en una publicación en el foro Minor Planet Mailing List (MPML).

Pero, lo más intrigante de 2014 UN271 es su órbita alrededor del Sol. Este cuerpo es extremadamente excéntrica, viaja entre el sistema solar interior y la nube de Oort que marca el límite del espacio interestelar durante un período de 612,190 años.

Y resulta que los astrónomos están a punto de presenciar el pase más cercano de este increíble viaje de ida y vuelta. Actualmente, 2014 UN271 está a unas 22 Unidades Astronómicas (UA) del Sol (como referencia, la Tierra está a 1 UA del Sol, equivalente a 150 millones de kilómetros). Eso significa que está más cerca que Neptune, situado a 29,7 AU. Y no se detiene allí: ha viajado 7 UA en los últimos siete años, y en su punto más cercano en 2031, se espera que pase a 10,9 UA del Sol, casi alcanzando la órbita de Saturno.

Antes de eso, se espera que desarrolle la coma y la cola características de un cometa, ya que el material helado en su superficie se vaporiza por el calor del Sol. Este paso les daría a los astrónomos una mirada sin precedentes a los objetos de la nube de Oort.

Desafortunadamente para nosotros, los aficionados, no será visto debido a que se espera 2014 UN271, en el mejor de los casos, que su brillo (magnitud aparente) sea como Plutón en el cielo nocturno, pero es más probable que alcance el brillo de Caronte, la luna de Plutón. Aún así, probablemente obtendremos algunas tomas asombrosas de los grandes telescopios de los observatorios astronómicos y quien dice, del James Webb.

Después de su paso cercano, 2014 UN271 volverá a la nube de Oort, en un viaje de regreso de varios cientos de miles de años alcanzando una distancia máxima de casi 60.000 UA.