Astrónomos en conjunto con las Naciones Unidas buscan establecer estándares en el posicionamiento de satélites

Las empresas aeroespaciales han puesto en órbita alrededor de la Tierra unos 2.000 satélites de Internet en los últimos 2 años, casi duplicando el número de satélites activos. Esto ha generado preocupación entre los astrónomos y astrónomos amateur del cielo debido a la interferencia en sus observaciones.

Ahora, en lo que sería el mayor paso internacional hasta ahora para abordar estas preocupaciones, los diplomáticos en un foro de las Naciones Unidas el próximo mes podrían discutir si la humanidad tiene derecho a ‘cielos oscuros y tranquilos’. El debate iniciaría en un marco sobre cómo los científicos y el público lidiarían con la avalancha de nuevos satélites, y se esperan muchos más como es el caso de los Starlink, entre otros.

Se podrían agregar decenas de miles de satélites a la órbita terrestre en los próximos años para proporcionar Internet de banda ancha, si las empresas y los gobiernos construyen y lanzan todas las redes, o ‘megaconstelaciones’ que han anunciado. 

Este número de satélites llevará a significar que cientos serán visibles durante toda la noche, afectando así, el cielo como nunca antes en la historia de la humanidad. «Estas constelaciones están cambiando drásticamente la forma en que se ha utilizado el espacio», dice Piero Benvenuti, astrónomo de la Universidad de Padua en Italia y ex secretario general de la Unión Astronómica Internacional (UAI o IAU en inglés).

Él y otros astrónomos han estado trabajando a través de la UAI para crear conciencia internacional sobre cómo las megaconstelaciones están afectando a los científicos y al público en general. Dicen que el objetivo no es enfrentar a los astrónomos contra las compañías de satélites, sino desarrollar una visión de cómo usar de manera justa el reino compartido del espacio exterior. “El consenso tiene que provenir de todos los países”, dice Connie Walker, astrónoma de NOIRLab, una organización que agrupa a varios observatorios financiados por Estados Unidos. Los científicos debatieron estos y otros temas en una conferencia sobre constelaciones de satélites, denominada SATCON2, que se celebró virtualmente del 12 al 16 de julio.

‘Gratis para explorar’

Muchos astrónomos fueron sorprendidos en 2019, cuando el primer lote de satélites de Internet Starlink lanzados por SpaceX de Hawthorne, California-EEUU, resultó ser más brillante de lo esperado en imágenes astronómicas. En respuesta a las quejas, SpaceX probó varias estrategias para oscurecer los satélites; ahora lanza todos sus Starlinks con parasoles adjuntos, para hacerlos menos visibles cuando la luz del sol se refleja en ellos. Los astrónomos y representantes de varias compañías, incluida SpaceX, se han fijado en un umbral de brillo para los satélites que es ligeramente más débil de lo que el ojo humano puede ver en un cielo oscuro. Los satélites están cerca de ese umbral de brillo, pero actualmente no lo alcanzan, dice Meredith Rawls, astrónoma de la Universidad de Washington en Seattle.

El umbral es un objetivo y no un requisito. Incluso si las empresas se adhieren a él, los satélites serán visibles en telescopios. Son particularmente perjudiciales para los telescopios que examinan grandes extensiones del cielo. Hasta el 40% de las imágenes que tomará el Observatorio Vera C. Rubin (un importante telescopio estadounidense que se está construyendo en Chile), podrían verse empañadas por rayos de satélite cerca del crepúsculo y el amanecer. Las transmisiones de algunos satélites también podrían interferir con radiotelescopios como el Square Kilometer Array, un importante observatorio internacional que se está construyendo en Sudáfrica y Australia.

Una cadena de satélites Starlink cruza diagonalmente el cielo por encima de un faro por la noche.
Una serie de satélites Starlink son visibles en el cielo nocturno. Crédito: Yuri Smityuk / Agencia de Noticias ITAR-TASS / Alamy

No existen leyes que regulen el impacto de los satélites en el cielo nocturno. El Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967, que es el documento fundamental en relación con las relaciones internacionales en el espacio, sostiene que el espacio ultraterrestre es “libre para la exploración”. Pero existe un precedente para pedirle a la ONU que trate de lograr un consenso internacional sobre cómo manejar la contaminación visual del cielo. En 2002, a instancias de la IAU, el Comité de la ONU sobre Usos Pacíficos del Espacio Ultraterrestre (COPUOS) discutió brevemente si la ‘publicidad espacial molesta’, como las vallas publicitarias espaciales que serían visibles desde la Tierra, podrían regularse. Un comercializador propuso este tipo de vallas publicitarias para los Juegos Olímpicos de 1996, pero nunca se hizo realidad y COPUOS nunca actuó sobre el tema.

Relaciones Internacionales

En abril, Benvenuti y otros astrónomos pudieron plantear el tema de las constelaciones de satélites durante una reunión del subcomité de COPUOS, cuando delegaciones de cinco países firmaron un documento técnico dirigido por la UAI que decía que las megaconstelaciones son una preocupación para los astrónomos y otros. “La presentación del documento nos dio la razón para hablar con todas estas personas de política espacial en muchos países sobre el tema”, dice Andy Williams, oficial de relaciones externas del Observatorio Europeo Austral en Garching, Alemania. «Es una forma fantástica de crear conciencia». La ONU no tiene poder para regular los lanzamientos, pero podría unir a las naciones para establecer normas internacionales que alentarían a los operadores de satélites a considerar y mitigar los efectos de sus megaconstelaciones en la astronomía. Mientras tanto, SpaceX está probando el satélite negro para reducir tal amenaza.

Las delegaciones de Estados Unidos, Canadá y Japón propusieron que el subcomité continúe discutiendo el tema de las constelaciones de satélites como un tema regular en la agenda de su reunión. Pero los representantes de China y Rusia se opusieron, diciendo que necesitaban más tiempo para estudiar el tema. (China, al igual que varias otras naciones, está desarrollando planes para una megaconstelación satelital que brinde Internet de banda ancha en todo el mundo). Ahora, Benvenuti y sus colegas están trabajando para ver si toda la COPUOS podría abordar el tema en su próxima reunión, que comienza el 25 de agosto. Ese tipo de presión de base de los astrónomos es el camino principal para que las naciones comiencen a discutir el tema. “El debate tendrá que tener lugar en foros internacionales”, dice Tanja Masson-Zwaan, investigadora de derecho espacial en la Universidad de Leiden en los Países Bajos.

La imagen del grupo de galaxias NGC 5353/4 desde un telescopio en el Observatorio Lowell en Arizona, EE. UU.
imagen tomada desde el observatorio Lowell donde se aprecia la contaminación de trazas de numerosos satélites cruzando la región a estudiar.

Mientras tanto, los astrónomos están trabajando en otras soluciones al problema de la interferencia de las constelaciones de satélites. Entre ellos se incluyen el desarrollo de bases de datos de las posiciones de los satélites para predecir cuándo pasarían, de modo que los telescopios puedan evitar temporalmente esa parte del cielo, y un software para borrar los rastros de satélites de las imágenes.

Otros organismos están trabajando para incorporar más voces al debate sobre las megaconstelaciones para que no esté dominado por los astrónomos occidentales. Muchas comunidades indígenas tienen historias culturales profundas entrelazadas con las estrellas, dice Aparna Venkatesan, astrónoma de la Universidad de San Francisco, California-EEUU que lidera los esfuerzos para que se escuchen esas voces. La aparición de rayas de satélite puede dañar esa identidad cultural.

Pero el tiempo es escaso. SpaceX está lanzando nuevos lotes de Starlinks ( alrededor de 60 satélites por lote, a veces varias veces al mes). «La gente pasa años entablando relaciones, pero mientras tanto, los satélites se siguen lanzando, dice Venkatesan. «Es como si estuviéramos tratando de solucionar un problema para hace tres años».

Imágenes de satélites Starlink desde un telescopio en el Observatorio Interamericano Cerro Tololo
otra imagen tomada por el observatorio NOIRlab, atribuída a los satélites Starlink.

El Hubble nuevamente en funcionamiento

El Telescopio Espacial Hubble, al que debemos las más extraordinarias fotografías del Universo, ha vuelto a tomar imágenes después de pasar más de un mes a ciegas por un error informático. El veterano observatorio reanudó sus operaciones científicas el pasado sábado, tan solo dos días después de ser sometido a una compleja y arriesgada reparación desde tierra, a 547 kilómetros de distancia. Un regulador de energía defectuoso fue ‘desconectado’ y sustituido por una copia de respaldo.

La computadora de carga útil del Hubble, que controla y coordina los instrumentos científicos a bordo del observatorio, se detuvo repentinamente el 13 de junio. Cuando la computadora principal no pudo recibir una señal del equipo de carga útil, colocó automáticamente los instrumentos científicos en modo seguro. Eso significaba que el telescopio no podía hacer ciencia.

Los ingenieros del centro de vuelos espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, comenzaron a investigar cuál era el problema. No era fácil. El Hubble fue construido en la década de 1980 y lleva más de 31 años en el espacio, por lo que hacía falta alguien que conociera bien sus entresijos. Ingenieros jubilados que ayudaron a construir el observatorio regresaron para echar una mano. Incluso se utilizaron documentos de hace treinta o cuarenta años.

Al principio, el equipo pensó que el problema más probable era un módulo de memoria degradado, pero cambiar a módulos de respaldo no resolvió el problema. Luego, se buscaron otros errores y se ejecutaron pruebas que involucraron encender la computadora de carga útil de respaldo del Hubble por primera vez en el espacio, pero tampoco funcionó. Entonces, los ingenieros pasaron a explorar si otro hardware tenía la culpa, incluida la unidad de comando de datos científicos y la unidad de control de energía, que está diseñada para garantizar un suministro de voltaje constante al hardware de la computadora de carga útil. Sin embargo, esto suponía afrontar un riesgo mayor para el telescopio y modificar otros componentes.

Galaxias en colisión

El cambio requirió 15 horas. «La computadora principal tuvo que ser apagada, y una computadora de respaldo en modo seguro se hizo cargo temporalmente de la nave espacial. También se tuvieron que encender varias cajas que nunca antes se habían encendido en el espacio, y otro hardware necesitaba que se cambiaran sus interfaces», dice Jim Jeletic, subdirector de proyectos de Hubble en Goddard. «No había ninguna razón para creer que todo esto no funcionaría, pero es trabajo del equipo estar nerviosos y pensar en todo lo que podría salir mal y cómo podríamos compensarlo. El equipo planeó y probó meticulosamente cada pequeño paso en el suelo para asegurarse de que lo hacían bien», añade.

Durante las siguientes dos semanas, más de 50 personas trabajaron para revisar, actualizar y examinar los procedimientos para cambiar al hardware de respaldo. Simultáneamente, se analizaron los datos de pruebas anteriores y los hallazgos señalaron a la unidad de control de energía como la posible causa del problema. El 15 de julio, los ingenieros hicieron el cambio planeado con éxito.

Los instrumentos científicos se pusieron en estado operativo y el Hubble volvió al trabajo dos días después. Entre sus objetivos, una galaxia inusual con brazos espirales extendidos y el primer vistazo de alta resolución a un intrigante par de galaxias en colisión. Estas nuevas observaciones continuarán cambiando nuestra comprensión del universo.

Fuente ABC

Astroturismo Las Heras

ACTIVIDAD SUSPENDIDA POR FACTORES CLIMÁTICOS EN ALTA MONTAÑA. SE PASA PARA EL PRÓXIMO FIN DE SEMANA.

La Municipalidad de Las Heras junto con El Firmamento invitan a todos aquellos interesados a una experiencia Turística denominada Astroturismo.

Que es el Astroturismo:

La observación astronómica, tanto a simple vista como con prismáticos o telescopios, ha dado lugar en los últimos años al astroturismo. Se trata de un concepto de turismo basado en la contemplación y el estudio del cielo nocturno. Esta nueva disciplina nos permite, a través de visitas guiadas contemplar el cielo que nos rodea, como lo hacían nuestros ancestros, avistando las estrellas, constelaciones, planetas, la Luna, el Sol y otros cuerpos celestes o eventos astronómicos que el cielo nos regala con su belleza; conociendo así sus secretos.

Pero en la observación a ojo desnudo actualmente se plantean algunas dificultades que los observadores de la antigüedad no tenían. Aunque conocemos la situación de muchos de los astros y planetas en el cielo, su observación se complica por la contaminación lumínica y la contaminación atmosférica.

Hoy en día es necesario desplazarse varios kilómetros, a veces muchos, para poder encontrar un cielo con las condiciones de oscuridad y transparencia atmosférica necesarias. A simple vista, bajo condiciones adecuadas, se pueden percibir alrededor de 6.000 estrellas. Hoy en día no llegamos a contar más de 100.

FECHA
Domingo 25 de julio.

Actividad Gratuita con inscripción previa.

Lugar
Bóvedas de Uspallata. Ruta Nacional 149, km12 – San Alberto.

Horario: 19:00 horas

Inscripción: La actividad es gratuita. Aún así, por tema de público conocimiento sobre COVID19, los cupos son limitados respetando Protocolo. Las inscripciones se efectúan únicamente vía Whatsapp al 2617069013 (de 09 a 13hs). Cupos limitados.

Duración: 1 hora aprox. (Astroturismo).

Tema: Venus y la Luna.

Importante

Al estar viviendo una situación de Pandemia, la actividad posee un protocolo el cual debe respetarse como ser Distanciamiento, utilización en todo momento de barbijo y movilidad propia.

Para presenciar el ASTROTURISMO recomendamos:

  • Asistir con calzado y ropa cómoda.
  • Se recomienda llevar manta, reposera o colchoneta para recostarse y disfrutar mejor del cielo.
  • Se sugiere llevar vianda o refrigerios.
  • Llevar abrigo (de más).
  • En caso de estar nublado o con lluvia la actividad se suspende, programándose para una nueva fecha (estar atentos a la página oficial).

Para evitar posibles contagios, se dispondrá de una pantalla que transmitirá en VIVO los cuerpos celestes desde el telescopio astronómico instalado en el sitio del evento. A través de ella observaremos cúmulos estelares, nebulosas y galaxias. Ademas reconoceremos las constelaciones visibles en el momento de la actividad.

La inscripción se realiza únicamente vía Whatsapp al 2617069013.

Los esperamos.

El Firmamento

Sunset Bajo las Estrellas

Una experiencia única. Un momento inolvidable. En pleno Centro de la Ciudad de Mendoza, en el piso 14 del Edificio Premium Tower, se llevará a cabo el Ciclo de Astroturismo bautizado con el nombre de Sunset Bajo las Estrellas. Con una vista única, no solo se podrá apreciar la Ciudad de Mendoza de noche sino que también observaremos a través de equipos astronómicos acompañada de una charla de introducción, los secretos del Universo.

A cargo del Divulgador Científico Walter García, fundador de El Firmamento, se realizará el Astroturismo donde los presentes podrán formular sus inquietudes mientras pasan por los instrumentos. Todo esto acompañado de un Menú Especial y las delicias que ofrece el Faro Bistró en sus Carta Gourmet & Tragos.

  • Lugar: Faro Bistró, Av. España 948 de Ciudad de Mendoza.
  • Fecha: Sábado 24 de Julio.
  • Horario; 19:00 a 22:45hs.
  • Cupos Limitados. Requiere reserva al Tel: 261-2068834

Actividad a desarrollar bajo protocolos covid.

Haz tu reserva con anticipación.

El Firmamento

Astroturismo Ciudad de Mendoza

La Municipalidad de la ciudad de Mendoza junto con El Firmamento invitan a todos aquellos interesados a una nueva experiencia en Turismo denominada Astroturismo.

Que es el Astroturismo:

La observación astronómica, tanto a simple vista como con prismáticos o telescopios, ha dado lugar en los últimos años al astroturismo. Se trata de un concepto de turismo basado en la contemplación y el estudio del cielo nocturno. Esta nueva disciplina nos permite, a través de visitas guiadas contemplar el cielo que nos rodea, como lo hacían nuestros ancestros, avistando las estrellas, constelaciones, planetas, la Luna, el Sol y otros cuerpos celestes o eventos astronómicos que el cielo nos regala con su belleza; conociendo así sus secretos.

Pero en la observación a ojo desnudo actualmente se plantean algunas dificultades que los observadores de la antigüedad no tenían. Aunque conocemos la situación de muchos de los astros y planetas en el cielo, su observación se complica por la contaminación lumínica y la contaminación atmosférica.

Hoy en día es necesario desplazarse varios kilómetros, a veces muchos, para poder encontrar un cielo con las condiciones de oscuridad y transparencia atmosférica necesarias. A simple vista, bajo condiciones adecuadas, se pueden percibir alrededor de 6.000 estrellas. Hoy en día no llegamos a contar más de 100.

Fecha: viernes 23 de julio.
Duración aprox. 1:30 horas.
Horario: 19:30hs.
Lugar: Terraza Jardín Mirador de la Municipalidad Ciudad de Mendoza.
Dirección: 9 de Julio 500. Ciudad

REQUIERE INSCRIPCIÓN PREVIA únicamente a través de la página de la Municipalidad. La misma se habilitará el mismo jueves 24 a las 09hs.

Inscripción: La actividad es gratuita. Aún así, por tema de público conocimiento sobre COVID19, los cupos son limitados respetando Protocolo. Se habilitan el último jueves (22) previo al evento.

SE ENCUENTRAN ABIERTAS LAS INSCRIPCIONES:

Cupos Limitados.

Importante

  • Asistir con calzado y ropa cómoda.
  • Al ser época de bajas temperaturas, llevar abrigo en exceso.
  • No se suspende por mal tiempo.

Los esperamos,

El Firmamento

Astroturismo Virtual

El jueves 15 de julio se transmitirá a través de las redes sociales de Facebook, Youtube de la Municipalidad de Tupungato y El Firmamento el Astroturismo virtual «Los Cráteres Lunares».

Acompáñenos en un viaje que nos llevará a desentrañar los secretos de nuestro satélite.

A través de un telescopio con cámara astrofotográfica junto con la experiencia y conocimiento del Divulgador Astronómico-Guía Walter García viajaremos por la superficie lunar conociendo sus geografía.

Los presentes podrán formular sus preguntas e inquietudes.

A continuación, les dejamos algunos de los links por donde se transmitirá la actividad en vivo.

  • Fecha: jueves 15 de julio.
  • Horario estipulado: 19:30hs.
  • Duración: 1 hora.
  • Acceso: Libre y gratuito. Para todas las edades.

Astroturismo Parque de la Familia

El 29 de abril se llevó a cabo en el Patio Cervecero QHAPAQ, sito en el Parque de la Familia, Departamento de Las Heras, Provincia de Mendoza, la Actividad de Astroturismo la cual tuvo una gran aceptación.

Con los cupos completos, previa inscripción en la Municipalidad de Las Heras, el público presente pudo apreciar y conocer las constelaciones visibles en esta época del año además de observar diferentes cuerpos celestes como ser nebulosas y cúmulos estelares como así la Galaxia Enana Omega Centauri.

A través de un protocolo por Pandemia Covid-19, la actividad se llevó a cabo respetando y evitando todo tipo de contagio.

El cielo acompañó la velada donde los presentes pudieron formular sus preguntas e inquietudes.

La actividad finalizó con la salida de la Luna donde el público pudo conocer más de cerca sobre nuestro satélite natural.

Agradecemos a todos los presentes y los invitamos a nuestras futuras actividades que realizaremos en conjunto con el Municipio de Las Heras que retomaremos en mes de Septiembre en diferentes puntos del Departamento de Las Heras.

Al pie, dejamos algunas de las imágenes tomadas en la actividad.

El Firmamento

Asteroid Day Mendoza 2021

El pasado 25 de junio se efectuó, con acceso libre y gratuito, en la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza la conmemoración y concientización del Día Internacional del Asteroide.

A través de un protocolo para la realización presencial, los presentes pasaron desde la Terraza Jardín Mirador de la Municipalidad sita en la Calle 9 de Julio 500 al Salón de Usos Múltiples (SUM) donde se dio a conocer el porqué se conmemora un 30 de junio, qué es un asteroide y cuáles son los riesgos potenciales de suscitarse un evento similar al de Tunguska o Cheliabinsk en nuestra provincia.

El público pudo disfrutar de la Terraza Mirador Jardín a pesar del mal tiempo donde las nubes jugaron un papel en el cual impidieron ver tanto la Luna como las estrellas. Aun así, la actividad no se suspendía por mal tiempo.

La primer charla se dió en la Terraza Mirador y luego se los invitó a pasar al S.U.M. donde los esperábamos con un corto documental que daba a conocer eventos donde la humanidad se vio afectada por asteroides.

Agradecemos a los que han participad del Día del Asteroide y los esperamos en futuras actividades organizadas en conjunto con la Municipalidad de Ciudad y El Firmamento.

El Firmamento

Científicos llegan a la conclusión del porqué la estrella Betelgeuse se oscureció

Las imágenes de alta resolución sugieren que la estrella arrojó tanto polvo que su brillo se redujo en dos tercios en 2020.

Secuencia animada de Betelgeuse atenuando en la parte inferior derecha de la imagen.
Imágenes de Betelgeuse tomadas en enero de 2019, diciembre de 2019, enero de 2020 y marzo de 2020 muestran el oscurecimiento sin precedentes de la estrella. Crédito: ESO / M. Montargès et al./L. Calçada

La estrella Betelgeuse representa el hombro derecho de la Constelación de Orion, siendo visible sobre nuestras cabezas en períodos veraniegos (Hemisferio Sur) y su oscurecimiento del año pasado fue causado por una nube de polvo arrojada por la propia estrella. Los astrofísicos llegaron a esta conclusión, publicada el 16 de junio en Nature , utilizando imágenes de alta resolución de Betelgeuse antes y después de la atenuación, combinadas con simulaciones por computadora.

Región del cielo que alberga la Constelación de Orion vista desde el Hemisferio Sur. Se muestra la estrella Betelgeuse de un color anaranjado.

Normalmente, Betelgeuse es una de las diez estrellas más brillantes del cielo nocturno. Durante décadas, los investigadores han sabido que se somete a ciclos de atenuación aproximadamente cada 425 días, durante los cuales pierde temporalmente alrededor de una cuarta parte de su brillo máximo. Pero en febrero de 2020, los astrónomos notaron que el brillo de la estrella había disminuido en dos tercios sin precedentes, lo suficiente como para ser perceptible a simple vista.

El oscurecimiento inexplicable alimentó la especulación de que la estrella podría estar a punto de explotar. Betelgeuse es una supergigante roja, un tipo de estrella que es más masiva y supera las 600 veces el tamaño de nuestro Sol, esperando que termine su vida en una espectacular explosión de supernova en algún momento de los próximos 100.000 años. Este evento proporcionaría un espectáculo como el que los terrestres no han visto en siglos: la última supernova en la Vía Láctea que se pudo observar desde la Tierra fue en 1604, y Betelgeuse está tan cerca de nuestro planeta que su supernova será lo suficientemente brillante como para ser visible durante el día por semanas. La estrella está a 548 años luz de distancia, según las estimaciones más actuales.

Pero muchos astrofísicos advirtieron que la especulación del acercamiento del evento de supernova era una ilusión. Señalaron que es probable que la atenuación sea causada por mecanismos más mundanos, como una mancha de materia inusualmente fría que aparece en la superficie de la estrella en lo que se conoce como célula convectiva, o una nube de polvo que cruza la línea de visión nuestra.

Ahora, el astrofísico Miguel Montargès del Observatorio de París y sus colaboradores han descubierto que la razón del «gran oscurecimiento» fue probablemente una combinación de ambos factores.

Misterio resuelto

El equipo tomó una serie de imágenes de alta resolución de la estrella en enero de 2019, diciembre de 2019, enero de 2020 y marzo de 2020, utilizando el Very Large Telescope en el desierto de Atacama de Chile. Betelgeuse tiene más de 16 veces la masa del Sol y 764 veces su diámetro, tan grande que si estuviera ubicado en el centro del Sistema Solar, engulliría las órbitas de todos los planetas hasta Marte inclusive. Esto la convierte en una de las pocas estrellas que los astrónomos pueden resolver como un disco, en lugar de como un solo punto de luz, explica Montargès, quien ha estado estudiando Betelgeuse de forma intermitente durante una década y se ha interesado en ella desde que tenía diez años de edad, cuando fue la primera estrella que pudo identificar en el cielo.

la imagen muestra a escala el resultado hasta dónde abarcaría si la estrella Betelgeuse se ubicara en nuestro Sol.

Las imágenes mostraron claramente que la parte inferior izquierda de la estrella, vista desde el hemisferio norte de la Tierra, se había atenuado drásticamente y que la posición de la región más oscura no cambió sustancialmente durante el período de obtención de imágenes. Esto indicó que la mancha oscura fue causada por una nube de polvo que había sido arrojada por la propia estrella, y se movía aproximadamente en la dirección de la línea de visión, en lugar de transitar. “Si hubiera sido una nube en tránsito, debería haber cruzado la estrella”, dice Montargès.

La explicación del equipo para la atenuación es que una celda convectiva inusualmente fría provocó una caída drástica de la temperatura en la atmósfera de la estrella. Esto permitió que el gas que la estrella había arrojado el año anterior se condensara rápidamente en polvo, bloqueando la luz de la estrella. Este escenario fue el que mejor se ajustaba a los datos, como confirmaron los investigadores al ejecutar más de 10,000 simulaciones por computadora. “La conclusión del modelado es que ambos eventos ocurrieron al mismo tiempo”, dice Montargès.

“El hecho de que se haya realizado una simulación me convence más” de que la explicación es correcta, dice Meridith Joyce, astrofísica del Space Telescope Science Institute en Baltimore, Maryland.

«Sería maravilloso si pudiéramos saber en cuántos días o años Betelgeuse debería explotar como una supernova», dice el astrofísico Chiaki Kobayashi de la Universidad de Hertfordshire en Hatfield, Reino Unido. Sin embargo, los investigadores aún no tienen una comprensión suficientemente detallada de Betelgeuse, o de las supergigantes rojas en general, para poder hacer tal predicción.

La Tierra puede ser vista desde más de 2000 estrellas cercanas

Los científicos que buscan vida extraterrestre deberían limitar su búsqueda a estrellas y sistemas planetarios que tengan una vista ocasional de la Tierra cuando pasa frente al Sol.

Una vista de la Tierra y el Sol desde miles de millas sobre nuestro planeta.
Una ilustración de la Tierra desde el espacio iluminada por el sol. Las estrellas con una visión pasada o futura de la Tierra como un exoplaneta en tránsito aparecen iluminadas. Crédito: OpenSpace / Museo Americano de Historia Natural

Los astrónomos han identificado más de 2.000 estrellas desde donde, en un pasado o futuro no muy lejano, se puede detectar ocasionalmente la Tierra en tránsito por la faz del Sol.

Si hay extraterrestres viviendo en planetas alrededor de esas estrellas, con al menos un nivel de avance tecnológico similar al de nuestra propia especie, entonces teóricamente podrían detectarnos. Incluso podrían haber observado cómo la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra aumentó durante los últimos cientos de años, desde la revolución industrial.

El trabajo, reportado en Nature esta semana, ofrece una nueva forma de pensar sobre la búsqueda de vida extraterrestre, dice Lisa Kaltenegger, astrónoma de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, quien dirigió el análisis. «¿Quién tiene el asiento delantero cósmico para vernos?» ella pregunta. «¿Para quién seríamos los extraterrestres?»

Esos extraterrestres serían la elección natural que los terrestres deben buscar, dicen los científicos, porque es posible que ya hayan tenido la oportunidad de detectarnos y, por lo tanto, podrían estar preparados para estar listos para las comunicaciones desde la Tierra.

Movimiento de estrellas a lo largo del tiempo.

Aunque estudios anteriores han considerado esta pregunta, este es el primero en incorporar el movimiento de las estrellas a lo largo del tiempo, porque las estrellas pueden deslizarse hacia adentro o hacia afuera de la estrecha franja del cielo que se alinea tanto con la Tierra como con la Tierra y el Sol. Con esta información, los científicos pudieron predecir desde dónde era visible la Tierra durante los últimos 5.000 años de civilización humana, y también predecir dónde será visible otros 5.000 años en el futuro.

Al hacerlo, el estudio amplía el pensamiento de los astrónomos sobre qué estrellas tienen «una oportunidad mejor que el promedio de descubrir y caracterizar la Tierra», dice Sofia Sheikh, astrobióloga del Centro de Investigación SETI de Berkeley en California.

El descubrimiento fue posible gracias al observatorio espacial Gaia de la Agencia Espacial Europea, que ha compilado el mejor mapa tridimensional de estrellas hasta la fecha. Trabajando con Jackie Faherty, astrónomo del Museo Americano de Historia Natural en la ciudad de Nueva York, Kaltenegger analizó el mapa de Gaia para ver qué estrellas han estado, o estarán, en una posición en la que la Tierra se mueve brevemente entre ellas y nuestro Sol. El mejor mapa de la Vía Láctea revela mil millones de estrellas en movimiento.

Debido a que la mayor parte del cielo se encuentra en otros planos al de nuestro Sistema Solar, solo hay una pequeña franja donde esto es posible, dice. De las más de 330.000 estrellas del catálogo de Gaia que se encuentran dentro de los 100 parsecs (1 parsec = 3,26 años luz) de la Tierra, solo 2.043 tienen la geometría de visualización perfecta.

De ellos, 1.715 se encuentran en los lugares correctos para haber visto la Tierra en los últimos 5.000 años, y 319 adicionales tendrán puntos estratégicos en los próximos 5.000 años (ver ‘Todos los ojos en la Tierra’). Ya se sabe que siete de los 2.034 albergan planetas, pero es probable que muchos más tengan mundos orbitando alrededor de ellos, algunos de los cuales pueden ser adecuados para la vida.

El método asumido para espiar la Tierra desde otras partes de la Galaxia es el mismo que los astrónomos terrestres han utilizado para descubrir miles de exoplanetas: detectando la luz de una estrella distante que se atenúa leve y regularmente, cuando un planeta en órbita pasa por su cara.

Buenos objetivos alienígenas

Con los resultados de este estudio, los astrónomos que buscan vida extraterrestre ahora pueden enfocarse en estrellas y sistemas planetarios que tienen una vista de la Tierra y, por lo tanto, ya podrían esperar escuchar de nosotros. «Realmente ayuda en la caza si sabe dónde se encuentra la presa», dice Seth Shostak, astrónomo del Instituto SETI en Mountain View, California.

De esas estrellas, los autores identificaron además 75 que están lo suficientemente cerca, dentro de los 30 parsecs, para que las ondas de radio de la Tierra ya las hayan bañado desde que los humanos comenzaron a producirlas. Esos podrían ser objetivos particularmente buenos, dice Kaltenegger, porque los extraterrestres podrían habernos visto y escuchado a estas alturas.

ALGUNAS DE LAS ESTRELLAS CON EXOPLANETAS CONOCIDOS QUE TIENEN UNA VISTA DE LA TIERRA

EstrellaEmpezarFinalTotalCuándo
Ross 128Hace 3.057 añosHace 900 años2,158 añosPasado
Estrella de Teegarden29 años a partir de ahora438 años a partir de ahora410 añosFuturo
GJ 9066846 años a partir de ahora1,777 años a partir de ahora932 añosFuturo
TRAPPIST-11.642 años a partir de ahora4.012 años a partir de ahora2.371 añosFuturo

Fuente: Kaltenegger, L. y Faherty, JK Nature 594, 505–507 (2021).

Pero otras estrellas asumen un nuevo protagonismo. Por ejemplo, los astrónomos conocen siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de la estrella TRAPPIST-1, a 12 parsecs de la Tierra. TRAPPIST-1 se moverá a una posición para ver la Tierra como un planeta en tránsito en el año 3663, dicen los autores del estudio (ver ‘Algunas de las estrellas con exoplanetas conocidos que tienen una vista de la Tierra’).

Los astrónomos y escritores de ciencia ficción han notado que las civilizaciones podrían señalar su existencia mediante la construcción de ‘megaestructuras’ artificiales que pasan frente a sus estrellas, atenuando brevemente su luz de una manera característica.

Quizás, dicen algunos, la humanidad debería planificar con anticipación para cuando los ojos del sistema TRAPPIST-1 se dirijan hacia nosotros. “Quizás deberíamos pensar en instalar una megaestructura en tránsito para que la observen”, dice René Heller, astrofísico del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Gotinga, Alemania.

La otra cara

También importantes científicos, como es el caso de Stephen Hawking advirtió sobre el peligro de contactar a civilizaciones extraterrestres.

La Nasa, por su parte impide la búsqueda de vida extraterrestre por cuatro razones siendo una de ellas el «factor risitas».

Hawking no estaba en contra de esto, sino que advertía sobre los riesgos de intentar contactar civilizaciones alienígenas de forma activa.

VLA
Pie de foto,Para el físico británico no hay nada de malo en monitorear posibles mensajes alienígenas, pero no deberíamos intentar contactar vida inteligente extraterrestre.

«Creo que sería un desastre», dijo al canal de National Geographic en 2004 sobre un posible contacto con alienígenas.

«Los extraterrestres probablemente estarían muy adelantados respecto a nosotros (…). Creo que debemos quedarnos cabizbajos», agregó.

Luego, en 2010 ahondó en este concepto y dijo al canal de televisión Discovery que los extraterrestres podrían atacar la Tierra para robar nuestros recursos: «Si los extraterrestres nos visitan, el resultado sería mucho más parecido a cuando Colón desembarcó en América», dijo.

«Con tan solo mirarnos a nosotros mismos podemos ver cómo la vida inteligente podría resultar ser algo que no nos gustaría conocer».

Otros científicos como David M. Kipping y Alex Teachey de la Universidad de Columbia – EEUU, elaboraron un paper sobre la posibilidad de ocultar nuestro planeta de civilizaciones extraterrestres.