Descubren el Cometa Leonard

Los astrónomos acaban de descubrir un nuevo cometa que, de cumplirse las predicciones, se podría volver tan brillante que será visible a simple vista a finales de este año. Catalogado como C / 2021 A1, ha sido bautizado coloquialmente como Leonard, en honor a su descubridor, el investigador Gregory J. Leonard, quien lo vio por primera vez el pasado 3 de enero desde el Observatorio Mount Lemmon (Arizona).

En el momento de su hallazgo, su luz era muy débil: de magnitud 19 o, lo que es lo mismo, casi 160.000 veces más tenue que las estrellas más débiles visibles sin necesidad de telescopio. Leonard lo descubrió cuando se encontraba a unas 5 unidades astronómicas de nuestra estrella (una unidad astronómica o UA la distancia media entre la Tierra y el Sol, 149.565 millones de km), cerca de Júpiter. Sin embargo, su aproximación es inminente -hablando en términos espaciales-: los astrónomos calculan que a finales de diciembre se acercará a ‘solo’ 34,9 millones de kilómetros de nosotros, lo que permitirá que lo veamos con nuestros propios ojos, tan solo alzando la vista al cielo.

Cómo es Leonard

Los cometas están compuestos principalmente de gases congelados que se calientan a medida que se acercan a las estrellas. Una vez incrementan mucho su temperatura, se expanden, y el viento solar (partículas subatómicas que se irradian desde el sol) expulsa ese material hacia la típica cola del cometa. Pero no todos son visibles a simple vista: de media, son observables uno o dos cada década o década y media, aproximadamente.

Cuando se avistó al cometa Leonard por primera vez, su distancia con el Sol hacía que el metanol (CH3OH) y el agua de su composición comenzasen a sublimarse; en otras palabras, pasaron directamente de un estado congelado a un gas. De hecho, en algunas imágenes incluso se podía apreciar una débil cola.

Los primeros cálculos demostraron que viaja en una órbita elíptica aplanada excesivamente larga que lo llega a alejar en su punto más distante del Sol hasta 3.500 UA: 523 mil millones de km. Allí, las temperaturas son solo una fracción de grado por encima del cero absoluto: menos 459,67 grados Fahrenheit (menos 273,15 grados Celsius), tan frías que las partículas dejan de moverse. En esencia, después de estar literalmente congelado durante decenas de miles de años, el cometa Leonard acababa de despertar de su largo letargo.

Optimismo cauteloso

Pero, ¿cómo saben los astrónomos que, efectivamente, podremos verlo solo con alzar la vista si aún queda un año para que eso ocurra? Hay un par de razones, según explican desde Space.com: por una parte, la propia órbita del cometa. Su trayectoria demuestra que no es un cometa ‘nuevo’ que viene directamente de la nube de Oort, una capa helada alrededor del Sistema Solar donde los cometas parecen originarse. Leonard viaja en una órbita cerrada y probablemente visitó las cercanías del sol al menos una vez antes, hace unos 70.000 años.

Eso es una buena noticia porque un cometa que nunca antes ha pasado cerca del Sol puede tener su superficie cubierta con material muy volátil, como dióxido de carbono congelado, nitrógeno y monóxido de carbono. Estos hielos tienden a vaporizarse lejos del Sol, dando a un cometa distante un aumento de brillo que puede generar expectativas poco realistas. Pero luego, a medida que se acercan al Sol, su brillo se apaga repentinamente.

Por otro lado, podemos ser optimistas porque Leonard se acercará ‘bastante’ a la Tierra y al Sol. El 12 de diciembre pasará a menos de 34,9 millones de kilómetros de la Tierra, y el 3 de enero de 2022 pasará a menos de 92 millones de kilómetros del sol. Cuando se utilizan fórmulas estándar de ley de potencias, teniendo en cuenta qué tan brillante es el cometa ahora frente a cuánto más cerca estará para fin de año (tanto de la Tierra como del sol), la expectativa actual es que el cometa podría alcanzar un brillo de cuarta magnitud, haciéndolo lo suficientemente brillante para ver sin ayuda óptica en un cielo oscuro. Sin embargo, los astrónomos avisan de que los cometas recién descubiertos son bastante impredecibles, por lo que habrá que seguir atentos de las nuevas noticias sobre Leonard.

eclíptica del cometa C/2021 A1 Leonard

Hemisferio Sur

Lamentablemente, el momento de mayor acercamiento a la Tierra, el cometa será visible para el hemisferio Norte. Para quienes residan en el hemisferio sur, debemos esperar hasta el 16 de diciembre en adelante, cuando inicie la noche, pasadas las 21:36hs UTC -3 (hora Argentina), sobre el horizonte Oeste. Momento en que el Cometa estará a 44 millones de kilómetros (10 millones de kilómetros más alejado del punto máximo de acercamiento) y se irá alejando cada día más.

Positivo

Será visible de identificar los días 17 y 18 de diciembre ya que se encuentra muy próximo al lucero del atardecer (planeta Venus).

Con el correr de las noches, el cometa se irá elevando sobre el horizonte, alcanzando los 25° de elevación respecto al horizonte en nochebuena, 24 de diciembre. Momento en que los astrofotógrafos podrán utilizar sus equipos astronómicos para obtener imágenes más detalladas del cometa. Ya a más de 84 millones de kilómetros.

En los días de visualización del cometa, tendremos sobre el horizonte Oeste una alineación planetaria que nos servirá de guía para ubicar al Cometa; Venus, Saturno y Júpiter (en dicho orden) sobre el horizonte oeste, irán descendiendo con el transcurso de los minutos.

El 28 de diciembre será la fecha de mayor elevación del cometa respecto al horizonte. Aquí estará a más de 107 millones de kilómetros, haciéndolo visible únicamente con instrumentos ópticos (telescopios y binoculares).

Se recomienda estar alejado de toda contaminación lumínica para su mejor observación.

Negativo

La Luna estará en un 94% iluminada de su fase creciente el 16 de diciembre, mermando recién a partir del 20 de diciembre (menguante). En nochebuena, alcanzará un 74% de fase iluminada y el 28 de diciembre, tendrá un 32% de fase iluminada.

Desde el 30 de diciembre del 2021 hasta el 8 de enero del 2022 la Luna irradiará poca luz, siendo la fecha de fase nueva el 02 de enero.

Cuándo será visible a simple vista para los que vivimos en el Hemisferio Sur?

Quienes vivamos en el hemisferio sur, el 16 de diciembre es la fecha que se estima que el cometa tendrá mayor brillo. Pasando los días hasta el 28 de diciembre se podrá apreciar a ojo denudo.

Aclaración

Entendamos que los cometas se comportan de manera inesperada. Queriendo decir con ello que es muy difícil predecir con exactitud su comportamiento debido a situaciones o eventos exactos que se suscitan en el núcleo del cometa mientras se acerca al Sol.

Algunos de estos eventos inesperados son:

  • fragmentación del núcleo cometario: lo cual disminuiría considerablemente su brillo, debido a fuerzas gravitacionales tanto planetas como de nuestro Sol.
  • elevación de su brillo, debido al comportamiento interno del núcleo cometario: expulsión mayor de materia reflectante como ser partículas de hielo.
  • precipitación al Sol: la fuerza gravitatoria que ejerce nuestro Sol, no sólo podría partirlo sino también cambiar su órbita haciendo que caiga en nuestro astro rey, finalizando la vida del cometa.
  • emisión de materia de poca reflexión: Desconocemos con exactitud la composición exacta de dicho cometa, por lo cual, existe la posibilidad que pueda contener, además de hielo, restos de polvo cantidades mayores a lo habitual, haciendo que la luz reflejada en él disminuya considerablemente.
efemérides del cometa C/2021 A1 Leonard del 16 de diciembre de 2021 hasta el 08 de enero 2022

Fuente ABC (para el Hemisferio Sur, El Firmamento)